•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya sea para salir de la rutina o simplemente porque te encanta la aventura, los especialistas en sexología manifiestan que el sexo al aire libre no necesita razón o excusa para no practicarse, debido a que nunca está de más experimentar una situación arriesgada o atrevida. Y será que alguna vez te has preguntado: ¿por qué hay muchas parejas que se lanzan a esta aventura?

Quizás, algunos no estén de acuerdo con este tipo de encuentros y en su lugar respondan que la cama les parece muy cómoda en comparación con lo incómodo que pueda ser estar en arena o hacerlo sobre el pasto, que provoca alergia y picazón.

La razón

Entonces, ¿qué es lo que empuja a las parejas a hacer el amor al aire libre?, simple, los sexólogos apuntan a que el riesgo de lo que se supone que está prohibido hacer en público, es lo que provoca en las parejas un mayor grado de excitación, pues viven el momento a flor de piel y con ello, desarrollan su intensidad. De acuerdo con un estudio publicado por The Journal of Sexual Medicine, las mujeres se excitan más pensando en tener un encuentro íntimo al aire libre que con cualquier otra fantasía sexual.

Por esto, la recomendación para los caballeros es que sean más atrevidos y que saquen los encuentros sexuales de su campo de juego habitual para llevarlos al exterior. Por su parte, tu chica te lo agradecerá y disfrutará de la sensación de libertad, de lo excitante que puede parecerle tal situación. Por eso, aquí te compartimos algunos datos que la revista Men’s Health propone para que la experiencia sea una fantasía realmente inolvidable. No olvidés que en el campo sexual todo está permitido siempre y cuando no te olvidés de la protección, pero sobre todo del respeto.

En el jardín 

Si tenés la suerte de tener un jardín en casa, solo hay que preocuparse de que los vecinos no vigilen tu propiedad. Men’s Health afirma que te dará el mismo subidón que el sexo en un sitio público, sin el riesgo de que te descubran. Estudios realizados en el Hospital Estatal de Boston (EE.UU.), afirman que la luz del sol eleva los niveles de la testosterona, la hormona de la libido, en un 120% en ambos sexos. Asimismo, investigaciones llevadas a cabo por la Clínica Mayo en Estados Unidos, revelaron que una dosis de vitamina D inducida por la exposición solar reduce las inhibiciones. Si aun así, ella se resiste, echale cremita; ya que está comprobado que los masajes aumentan la oxitocina, la sustancia del bienestar que reduce las inhibiciones.

En el carro

En este caso, lo principal es evitar miradas terceras, así que estacioná el carro en un sitio apartado y empañá los cristales (esto lo conseguís encendiendo la calefacción). El sitio dice que si tenés un deportivo, el campo de acción se reduce al asiento del copiloto,  reclinándolo e invitándola a ella a tumbarse y vos colocándote sobre ella. El resto: ya lo sabés.

En la playa

Los sexólogos aconsejan esperar la puesta de sol, que es cuando hay menos curiosos en la playa. Proponele a ella que se tumbe bocabajo en la colchoneta y colocate encima sin miedo, el preservativo es igual de fiable dentro del agua que fuera. Respecto a la lubricación vaginal, si ella está suficientemente excitada, el agua del mar no tiene por qué afectarla.

Baño local

Otro clásico, el sexo desenfrenado en los baños de un bar suele estar muy ligado al consumo de alcohol, pero no te dejés llevar por el clásico entusiasmo etílico y evitá los baños muy pequeños.

Asegurate de hacerlo en una noche en que no haya demasiada gente. Postura ideal: el abrazo. Cargá con la chica mientras rodea tu cintura con sus piernas.

Avión

El mejor momento para hacerlo en un avión es justo después del despegue o a los 15 minutos de haber empezado la película, cuando hay menos pasajeros rondando por los pasillos. Un detalle importante: a la hora de facturar, pedí los asientos de atrás y cuando no haya moros en la costa (en este caso, azafatas), pedile a tu chica que vaya al baño. Esperá un par de minutos y corré tras ella. Dado el escaso espacio disponible, resulta más cómoda la estimulación manual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus