EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el pasar de los meses nos entran la prisa por quitarnos los kilos de más. Lo sencillo es recurrir a alguna de esas dietas que prometen reducir peso en pocos días y apenas sin pasar hambre, y eso que algunas personas refuerzan su dieta con productos quemagrasa que suponen un coste económico mayor. Pero lo preocupante es que, con el tiempo, las dietas milagro pasan factura a la salud.

“Esta dieta siempre funciona” es una frase recurrente, pero incierta. La misma dieta no tiene los mismos efectos para todos, ya que depende de la edad, el metabolismo y los hábitos de vida. Por eso, lo aconsejable es acudir a un especialista acreditado para que controle el tipo de régimen alimenticio que permita adelgazar de forma progresiva y lenta y sin sufrir carencias de nutrientes esenciales.

Los atajos llevan a muchas personas a recurrir a fórmulas aparentemente más cómodas. ¿Cómo distinguimos una dieta mágica de otra hipocalórica equilibrada? Elena Rodríguez, profesora de los departamentos de Química Analítica y Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense nos ayuda a reconocerlas:

-Son dietas exageradamente bajas en calorías que provocan una rápida bajada de peso.

-Ese peso se pierde a expensas de glucógeno, agua y proteína, es decir, de masa magra y no de masa grasa.

-Los kilos que desaparecen rápido regresan con la misma celeridad en cuanto dejamos la dieta. Todas tienen efecto rebote o yo-yo.

-Suelen presentarse con promesas atractivas, como perder peso sin esfuerzo, o sin pasar hambre, en un tiempo récord.

-Suelen estar prescritas por personas sin conocimientos en el campo de la dietética y la nutrición, por lo que los fundamentos en los que se basan son muy cuestionables.

-Su descripción suele ser muy imprecisa (por ejemplo, no se suele indicar la cantidad que hay que tomar de cada alimento).

-En muchos casos para su publicidad y para aumentar su veracidad, utilizan la imagen de un personaje famoso.

-No suelen acompañarse de otras recomendaciones sobre el estilo de vida, como incrementar el ejercicio físico.

-Muchas llevan aparejadas la toma de productos “milagro”, que incluso se venden en farmacias, y que son básicamente diuréticos y laxantes que hacen perder peso a costa de líquido, pero no de grasa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus