•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando, en ocasiones, la eyaculación se produce incluso antes de iniciar el preámbulo, los juegos eróticos y la penetración, los expertos consideran que puede tratarse de una eyaculación precoz.

Esta disfunsión sexual  es la más frecuente en los hombres, “ya que afecta de manera habitual a casi el 30% de ellos y al menos el 70% han tenido algún episodio de eyaculación precoz a lo largo de su vida”, admite Reyna Bravo, directora del Instituto Nicaragüense de Sexología. 

La sexóloga  confiesa que no se trata de un problema de gravedad para la salud de un hombre y no suele estar causada por una complicación física. Sin embargo, asegura que debe tratarse para evitar problemas psicológicos que puedan alterar la estabilidad emocional del hombre o su relación que tenga con otras personas.

De acuerdo con un artículo publicado por la revista Men’s Health , entre cinco y diez minutos es lo que la mayoría de los hombres duran como máximo en la cama. Un tiempo del que muy pocos se enorgullecen, a tenor de lo publicado en un reciente artículo en el que el 71% de hombres consultados aseguraron querer mejorar su resistencia sexual. Si te encontrás dentro de este grupo y querés alargar tu eyaculación, empezá por poner en práctica los siguientes trucos.

15 minutos

Tus masturbaciones deberían durar al menos unos quince minutos, recomienda la revista MH. La técnica para conseguirlo es la siguiente: acercate al conocido como ‘punto de no retorno’, pero no eyaculés hasta cumplir el tiempo. Otra cosa que podés hacer es masturbarte con su orgasmo en mente, no con el tuyo.

Orgasmo

El área del cerebro responsable de desencadenar el orgasmo se activa tanto cuando estás pensando en llegar como cuando no. Así que mientras más pensés en durar, peor, ya que antes alcanzarás el clímax. Concentrate en disfrutar de la experiencia y que el orgasmo venga cuando tenga que venir. 

Apretá el stop

Si la simple idea de practicar sexo te sobreexcita, lo que debés  hacer es parar y presionar suavemente bajo el glande mientras te encontrés en pleno acto. Esto impulsará la sangre fuera del pene y reprimirá al momento la respuesta eyaculatoria.

Mientras orinás

El ‘kegel’ es un ejercicio que te ayudará a fortalecer los músculos responsables del control eyaculatorio. MH recomienda que te familiaricés con estos músculos cortando y reanudando varias veces el flujo de orina mientras miccionás. Dice que apretés fuerte los músculos y contengás la orina unos 10 segundos para hacerlo perfecto.

Saludá sin entrar

Introducí el extremo de tu pene en la cabeza de su clítoris y permanece en la entrada de la vagina, donde más sensibles son sus terminaciones nerviosas. Concentrate en los movimientos más suaves en lugar de los más fuertes, lo que te permitirá retrasar el momento del orgasmo.

Sé cortés

Existe un viejo dicho que dice que las damas van primero. Y para vos eso implica mucho más que abrir la puerta para que entren antes que vos. Si la ayudás a alcanzar el orgasmo en primer lugar, te quitarás presión y alejarás también el ‘fantasma’ de la eyaculación precoz, advierte la revista. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus