•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En diccionarios, páginas web y grandes enciclopedias, encontramos mil definiciones sobre lo que es el beso, pero solo quienes han besado pueden definirlo y sobre todo, hablar de sus beneficios.

El contacto labial involucra la acción nerviosa relacionada con la estimulación erógena en la que intervienen cinco nervios craneales, utilizados para la identificación y reconocimiento de los elementos ambientales. Los impulsos eléctricos producidos por la acción neuronal derivan en sensaciones originadas en los focos táctiles de la piel labial, la zona supralabial y la lengua, señales decodificadas en el cerebro. El contacto labial propicia la estimulación nerviosa y la respuesta cerebral a la liberación de oxitocina, dopamina y adrenalina en el torrente sanguíneo, lo que genera una gran cantidad de efectos físicos.

La liberación de oxitocina (hormona relacionada con el amor materno, las contracciones uterinas, el parto y la atracción sexual) en el torrente sanguíneo origina distintas respuestas físicas, como la sudoración nerviosa y las respuestas sexuales en la erección del pene y la erección del clítoris.

La dopamina produce la sensación de bienestar. La adrenalina produce una serie de cambios físicos: cambios en la presión arterial, el nivel de glucosa y el ritmo cardíaco, además de la sensación de alerta y el tono rojizo en la zona cigomática.

En la frente, en la mejilla, en los labios... existen tantos besos como personas y todos tienen un significado que define las relaciones entre las ellas. Además, los besos tienen ciertos beneficios, los convierten en un gesto que también es positivo para la salud:

Besar refuerza el sistema inmunitario. Cuando besamos podemos mover hasta 36 músculos y el latido del corazón puede pasar del reposo hasta la agitación en unos breves instantes.

Si se tiene una buena higiene bucal, los expertos recuerdan que la saliva contiene sustancias que combaten bacterias, virus y hongos.Besar ayuda a aumentar la autoestima, nos ayuda a estar felices. El motivo es que al besarnos se estimula la liberación de endorfinas.

Besar quema calorías. Dicen que un beso de tres minutos, al menos, quema doce calorías.

Al besarnos ejercitamos hasta 30 músculos faciales y activamos el riesgo sanguíneo. Así podremos mantener nuestro cutis firme, suave y joven. Así que vale la pena besar a la persona que amamos, a la que nos gusta o simplemente a quien nuestro cuerpo se sienta atraído.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus