•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos tienen ese jeans favorito que usan al menos cuatro días en la semana, la camiseta que marca tus gruesos brazos, y el suéter que usás todos los días en la oficina. Sin embargo, el uso y lavado continuo de nuestras prendas, terminan desgastando esas piezas favoritas de nuestro guardarropa.

Algunas prendas son más finas que otras, por lo que debemos tener ciertos cuidados en su lavado y mantenimiento.

Es importante que al momento que comprés cualquier pieza de vestir, leás con atención las etiquetas, en el caso de la ropa fina; si indica que requiere lavado en seco, es mejor llevar la prenda a la tintorería desde la primera vez.

Fijate en estos consejos que ofrece el sitio Nosotros2, que te ayudarán a mantener tu ropa por muchas temporadas más:

Lavado    

Aunque sea una tarea quitá vida, clasificá la ropa según color y calidad y lavala por separado. Antes de usarla por primera vez, enjuagala aparte para ver si destiñe o encoge, así evitarás que manche otras piezas.

Aunque muchos supongamos saber las indicaciones de los detergentes, procurá poner la medida exacta que vas a aplicar según la cantidad de ropa. Además,una mala disolución puede ocasionar manchas.

Evitá utilizar excesivamente el aire caliente del ciclo de secado con las prendas delicadas. Es mejor lavarlas a mano y secarlas al aire.

La ropa demasiada sucia es mejor dejarla en remojo y cepillarla antes de introducirla en la lavadora. También es aconsejable aplicar detergente o algún producto específico en cuellos y puños.

Si una pieza blanca se ve afectada por una mancha difícil, podés lavarla en agua fría con una cucharada de agua oxigenada por litro. Si la tela es de color, poné en su lugar una cucharada de amoníaco.

Almacenamiento

Mantené las chaquetas (jersey) o smokin en bolsas, para que se conserven mejor hasta la siguiente puesta. Oreá de vez en cuando la ropa que lleva mucho tiempo en el clóset. Y si tenés espacio en tu guarropa, es mejor que la dejés colgada que doblada.

Mantenimiento

Recordá que la ropa se debe planchar por la parte interna. Si lo hacés por la parte exterior, la prenda adquirirá un brillo que la hará verse desgastada. No dejés las prendas demasiado tiempo en el tendedero; además que el sol la destiñe, hay algunos insectos que se alimentan de la tela y podrías llevarte la sorpresa de encontrar pequeños agujeros en medio de tu pieza favorita.

La mejor manera de eliminar las pelusas es usando aparatos de baterías, lograrás que se vean como nuevas. Olvidate de "peinar" la tela con un rastrillo para eliminar las pelusas o podrías provocar un corte en la tela difícil de zurcir.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus