END
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los mensajes pueden ser una herramienta relacional útil para cosas simples como verificar disponibilidad para un llamado telefónico, confirmar un lugar de encuentro, avisar de un retraso en una cita, enviar un dato, o desear a alguien buena suerte en una reunión. También pueden ser fantásticos y un medio entretenido para avivar el romance, para enviar una nota rápida a tu enamorada y decirle algo dulce, o desearle un buen día.

Sin embargo, un artículo publicado en la Revista Vanidades, destaca que el “texteo” no es un buen medio para conversaciones serias destinadas a aclarar una situación, pelear o pedir disculpas. Así como tampoco lo es para entablar una conversación. Usarlo para estos fines generalmente termina teniendo efectos negativos para la relación, debido a que los mensajes de texto son demasiado estrechos para expresar las verdaderas intenciones de lo que se está diciendo y para ver la amplitud de una persona. Estas conversaciones deben tenerse cara a cara y mirándose a los ojos.

Tampoco se debe usar esta vía para decirle a tu pareja: “tenemos que hablar”, ya que lo más probable es que luego de esta “bomba de misterio”, tu enamorada desaparezca por varios días para evitar esa conversación y quedés ansioso sin saber qué interpretar. De igual manera, tampoco lo usés para decir “terminamos”, ya que eso denota cobardía e inmadurez.

La extensión

Si tu texto mide más de cinco centímetros, ya es largo. Si tu texto es tan largo que tenés que dividirlo en párrafos, es definitivamente demasiado largo. Esos largos mensajes se prestan para malas interpretaciones. Es muy fácil malinterpretar los textos cuando faltan los matices de voz, la entonación, los gestos faciales y el lenguaje corporal, por muchos emoticones que usés. El receptor interpreta normalmente lo peor basado en el filtro de sus experiencias pasadas. No puede saber realmente la intensión o la intensidad con que estás enviando un mensaje.

Si con tu texto estás tratando de aclarar algo, o expresar una frustración, molestia o decepción, o pedir disculpas, por favor ¡no lo enviés! Guardalo para una conversación cara a cara.

Probablemente te irá mejor. Incluso el teléfono es un medio infinitamente mejor para expresar este tipo de cosas, ya que están los matices de voz, las pausas y la respiración, que te permitirán expresar más fidedignamente lo que querés decir.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus