•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tener, y lo más importante, mantener una barba no es una cuestión sencilla. Que nos crezca o no es una cuestión genética, y en su crecimiento también influyen otros factores. Pero si ya la tenemos y lo que queremos es mantenerla cuidada hay tres pasos que debemos incluir en nuestra rutina diaria: la higiene, la hidratación y el styling.

La barba puede ser parte de tu look y es por ello que el estilo de vestimenta que escojás debe compaginar, aunque en realidad las opciones son varias: podés  adoptar tendencias hipster, rock, indie e incluso más “gentleman” (es decir, formal) según diversas revistas especializadas en temática masculina como GQ y Esquire. 

Higiene

Igual que nos lavamos a diario la cara, las manos, nuestras partes nobles… la barba también debe ser lavada a diario. Esta está expuesta a agentes externos como humos, restos de comida, etc. que lo que hacen, además de ensuciarla, es deteriorar la calidad de nuestro vello facial. Además, la piel debajo de nuestra barba también suele acumular impurezas.

Es por eso que se hace tan importante la higiene diaria de la barba y de la piel de nuestra cara. Jabones específicamente formulados para la limpieza de ambas se hacen imprescindibles en el baño de cualquier barbudo.

Hidratación

El crecimiento de la barba tiende a resecar la piel lo que puede provocar escamaciones y picores. Y no solo eso, la barba también se resiente, por lo que necesitamos una hidratación constante de ésta. Existen otros productos más allá de los aceites que favorecen la hidratación de la barba, es el caso de los bálsamos. Su textura es más parecida a una cera y se aplica frotando una pequeña cantidad entre las manos y distribuyéndola por toda la barba.

Styling

Darle forma y estilo a una barba tampoco es tan fácil como pensamos. Aunque queramos hacerlo todo solos, la labor de un barbero o una barbera, es imprescindible. Llegados a un punto de crecimiento de la barba, domarla y darle la forma idónea según nuestro tipo de cara, requiere las manos de un profesional, ya que no es solo recortar las puntas. La barba puede crecer mucho y es necesario decidir cuán grande la queremos y probar distintos cortes, obviamente que nos favorezca.

Si lo que te planteás es dejártela larga y frondosa, es importante que dés forma a tus patillas y al área de la barbilla. Sabiendo que lucir barba no es asunto sencillo e implica tiempo y dedicación, qué preferís ¿con o sin barba?

Créditos

Modelo: Saba Beteta de Haut Model Agency

Foto: Bismark Picado

Peinado: Nestor Vanegas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus