•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Comodidad, conciencia y resistencia a la presión sexual, son las palabras claves de la sexualidad de los más jóvenes. Redes como Tinder, para conseguir pareja; Snapchat, para sextear; PornTube para espiar y Google para aprender. El sexo nunca estuvo tan al alcance de la mano y al parecer nunca estuvo tampoco, tan devaluado. 

Contrario a lo que se cree, en países en los que la conexión es total y el uso de las nuevas tecnologías está instalado, se reportan muchos menos encuentros sexuales entre la generación de los nuevos milénicos (chicos de entre 18 y 25) que en todas las anteriores, luego de la revolución sexual, esto aseguran informes públicos de los Centros de Control y Prevención de enfermedades sexuales de los Estados Unidos, según se comparte esta información en el sitio OhLalá!

Nuevas costumbres

Si bien las costumbres sexuales son prácticamente difíciles de investigar, por responder exclusivamente al ámbito privado de las personas, esta vez, los números objetivos coinciden con las declaraciones subjetivas y los datos estadísticos recopilados por Google. La disminución de los embarazos adolescentes y la baja considerable de las enfermedades de transmisión sexual de los últimos tiempos, no fueron acompañadas por un incremento del consumo de preservativos, sino por prácticas como el sexting (el intercambio de fotografías y mensajes sexuales online) y el consumo masivo de pornografía.

En un mundo en el que el contacto prematrimonial no escandaliza a nadie, los encuentros con personas del mismo género se fueron naturalizando y la desnudez se convirtió en algo accesible, por primera vez los más jóvenes no se relacionan al sexo a través de los tabúes y la prohibición. 

Estos nuevos milénicos, a su manera, estarían obteniendo sus propias conquistas íntimas y revolucionarias. Gracias a este modo de vivir la intimidad, serían de personas mucho más resistentes a las presiones sociales para tener sexo en la primera adultez, más conscientes de su salud y seguridad y más enfocadas en su placer que en la complacencia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus