•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dicen que un par de zapatos hablan más alto que las palabras, pero un reloj también podría comunicar más de lo deseado si es una mala elección. Este complemento no solo sirve para medir el tiempo, sino para hacer que los pequeños detalles importen. ¿Qué errores estás cometiendo con tu reloj y que aún no has solucionado?

1. No saber lo que tu reloj realmente hace

Sus posibilidades y opciones, ¿acaso no las conocés? Estos detalles son precisamente los que diferencian  una pieza de otra.

2. Ponerte el equivocado en la noche

El reloj más deportivo está genial para el día, pero cuando llega la noche optá por un clásico que conjugue simplicidad y elegancia. Dorado o de color plata, el traje no está completo sin él.

3. Gastarte demasiado dinero en él

Entendé que el estilo no se compra a golpe de billetera y que un reloj carísimo no es sinónimo de clase. Por eso, no decantés por el más costoso si tratás de sorprender; podés ir elegante con uno económico si sabés cómo llevarlo.

4. No cuidarlo como se merece

Pensá que son obras de arte que con el tiempo se revalorizarán, así que tratalas como se merecen. Un buen cuidado puede hacer que tu accesorio dure más años de lo que te imaginás.

5. Usar una correa de cuero cuando hace calor

Son los pequeños detalles a los que nos referíamos, y justo los que alguien que los lleva a cabo valorará. Como la ropa, los relojes se tienen que adaptar a la estación. El cuero no tiene nada que hacer en la playa, como otros materiales no son recomendables para el frío.

6. No darle mantenimiento

Un reloj necesita mantenimiento: si es mecánico, un servicio; si es de pila, un cambio regular para que no se derrame el ácido de la batería dentro de la caja.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus