END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando estamos estresados, todo nuestro organismo se resiente, pasando por nuestro estado de ánimo, las hormonas del cuerpo, el rendimiento físico, el sistema de defensas y más, tal es así que por diferentes razones, el estrés puede hacernos engordar.

En primer lugar, el estrés puede generar un malestar en nuestro cuerpo que nos conduce a buscar alimentos placenteros para eliminar (temporalmente) esa sensación. Así, solemos ir en busca de alimentos grasos y/o cargados de azúcares.

Por otro lado,  el consumo de azúcar reduce los niveles de estrés en el cuerpo y ello puede volvernos más adictos a su consumo al necesitar de alimentos dulces o de azúcar cada vez que nos sentimos estresados.

Asimismo, el estrés puede promover el consumo excesivo de alimentos al volverlos más apetecibles para nuestro cuerpo e insaciables, pero verdaderamente placenteros, según han demostrado científicos estadounidenses, de allí que el estrés puede incentivar la combinación de más alimentos y alimentos de peor calidad y con más calorías en nuestra dieta.

Como si fuera poco, el estrés puede cambiar el medio interno del organismo e incentivar la presencia de factores inflamatorios o de hormonas que favorecen la acumulación de grasas tales como la insulina, de allí que se ha demostrado un vínculo entre obesidad y estrés mediado por otros factores endocrinos.

Además, no debemos olvidar que el estrés puede afectar nuestros hábitos, llevándonos no solo a comer peor y más sino también, a hacerlo en medio de un ambiente poco adecuado, o también puede reducir nuestro descanso, así como la actividad física, ambos factores asociados a un mayor aumento de peso y una menor quema de grasas.

Si lo que buscamos es no engordar a causa del estrés, lo mejor es eliminar el factor desencadenante, es decir, actuar contra el estrés.

Para ello, lo recomendable es apuntarnos a una vida organizada y planificada, fijar prioridades e intentar conservar horas de descanso nocturno así como actividades relajantes que pueden reducir el impacto del estrés en el cuerpo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus