•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La singularidad de un individuo determina en principio la respuesta del dilema de cuál es la mejor hora para entrenar. Mientras hay quienes al amanecer se echan cobija encima, algunos ya están listos para iniciar su rutina de ejercicio. 

Fito Florensa, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, afirma que lo cierto es que no existe una regla universal que valga para todos los deportistas por igual, pues el mejor momento dependerá de cada persona teniendo en cuenta factores hormonales, climáticos y los relacionados con la intensidad del entrenamiento, así como también con los que tienen que ver con el estilo de vida y el reloj biológico de cada persona.

AM

El secretario general de la Federación Española de Medicina Deportiva Franco Bonafonte explicó a la BBC, que "desde el punto de vista metabólico y fisiológico, como para tener un control del peso, es recomendable hacer ejercicio físico alejado de las horas de las comidas. El mejor momento en ese sentido es a primera hora de la mañana".

La actividad por la mañana también favorece a las personas a establecer una rutina y ser consistentes para hacer ejercicio con regularidad, así evitan de esta manera que surjan compromisos u obligaciones durante el día que releguen a los ejercicios en la lista de prioridades.

Bonafonte también admitió que si los ejercicios requieren movilidad, como correr o montar bicicleta, “se incrementan algunas hormonas o algunos neurotransmisores como las endorfinas que hacen que uno se sienta mejor, que esté con más vitalidad y más animado”.

Más: Ejercicios fuera de serie para un cuerpo espectacular

Sin embargo hay estudios que han concluido que en detrimento de los ejercicios matutinos está la baja temperatura corporal que registra el organismo, lo que aumenta el riesgo de lesiones y reduce la eficiencia de los ejercicios.

PM

Lo que para la mañana es una desventaja, para la tarde o principio de la noche es una ventaja increíble.

Florensa reconoce que la noche es un momento mágico para entrenar, sobre todo si se hace al aire libre. A esta hora la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un nivel máximo, por lo que físicamente nuestro organismo se encuentra en el mejor momento para practicar deporte y se tendrán mejores resultados tanto en resistencia como en masa muscular.

“Cabe destacar también que si practicamos deporte que nos produce emociones fuertes, y además, es de alta intensidad, deberemos tener en cuenta que necesitaremos un periodo de desactivación antes de podernos acostar”, reflexiona el licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Por su parte Bonafonte coincide en que a última hora de la noche, a partir de las nueve o diez, tampoco sería muy recomendable hacer ejercicio, sobre todo de alta intensidad, porque puede afectar al ritmo del sueño.

Además: Poderosas combinaciones de ejercicios

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus