•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Estás estresado y las preocupaciones te están consumiendo?  Imaginá que cuando tu carro está en punto muerto, en vez de estar en 1,000 revoluciones por minuto estuviese en 3,000 ¿Qué ocurriría? Pues que además de gastar un montón de gasolina, estarías sometiendo al motor a una tensión innecesaria que acabaría dañándolo. Así es el estrés para el organismo, en situaciones de peligro físico viene bien para superarlo, pero en el día a día lo único que hace es consumir recursos del organismo sin utilizarlos para nada útil. Y todo porque le decís a tu cuerpo que estás en peligro en situaciones que, aunque parezcan difíciles, no suponen ningún peligro inmediato para tu supervivencia.

La clave pasa, sobre todo, por aumentar tu seguridad personal, para que las situaciones a las que te enfrentás en el día a día no las identifiqués como peligro. También por cambiar pautas en tu pensamiento, ya que las personas que permanentemente piensan en negativo están sometidas a una fuente de estrés permanente.

Ahora vamos con el tema de ‘Preocuparse’, como su nombre indica, significa ocuparse antes de tiempo y es obvio que no debés ocuparte ahora de cosas que todavía no han ocurrido. Esto significa que ponés tu cuerpo en tensión y tu mente a trabajar y no debés olvidar que las células que más energía consumen son las neuronas.

Además, cuanto más te preocupás por algo negativo, más queda tu mente secuestrada por las emociones de miedo, rabia o tristeza que estás sintiendo y, en vez de buscar soluciones para resolverlo, lo que hace es centrarse más en las características negativas de la situación creándose un círculo vicioso. Como dice el proverbio chino: “Si una cosa tiene solución, ¿para qué preocuparse? Y, si no la tiene, ¿para qué preocuparse?”

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus