•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dicen que donde hay pelo, hay alegría, aunque hay quienes no están del todo de acuerdo con esta afirmación. La depilación masculina es una costumbre reciente que no ha trascendido en algunas culturas por diversos factores. “To be or not to be”, hacerlo o no, esta práctica tiene su parte positiva como negativa. El balance depende de vos. Según un estudio de Phillips, 8 de cada 10 hombres ya han recortado su vello.

¡Cejas no!

Puestos a podar, no todo adquiere la misma magnificiencia. Es decir, existen partes de la anatomía masculina que no deberían de ser tocadas por depiladora alguna. ¿Como cuáles? Las cejas. Son un rotundo no. Aportan fuerza, virilidad y si están ahí, es por algo. Además, las mujeres detestan la forma que adquiere nuestra mirada cuando privás tus cejas de pelo. Tema aparte es el resto del cuerpo. Como no todo es blanco o negro, la escala de grises te hará decidir qué hacer con tu pelo. Un poco de vello o un pelo mesurado no te hará ningún mal, pero si tu espalda alberga más pelo que el traje de Chewbacca, quizás debás ponerle solución al asunto. Por otro lado existe la falsa creencia de que una barba, piernas o brazos poblados de vellos son signo irreverente de un descuido personal. ¿En qué punto? No existe ninguna regla que asemeje el cuidado e higiene personal con unas piernas depiladas –gracias a Dios-. 

Lea: Depilación genital masculina

La edad

¿Cuáles son los aspectos que  debés  tener en cuenta a la hora de depilarte? Principalmente la edad y el estado físico del sujeto. Según avanza la madurez del hombre, la depilación debe verse disminuida preferiblemente.

Además, tampoco es igual dejar "al aire libre" el torso de un deportista (como los clavadistas) o alguien que no cuida la dieta como debería. 

El secreto está en el balance, es por eso que se ha puesto de moda el trimming, un término intermedio entre la rasuración y la melena frondosa.

Si después de todo seguís con ganas de eliminar tu vello corporal, asegurate de hacerlo de una manera adecuada y que te garantice perdurabilidad –sobre todo si vas a tocar partes íntimas.

La opción casera de las tijeras se limita para manos habilidosas, aun así, no es nada recomendable. Las maquinillas corporales se han abierto paso en el mercado y además de cómodas ahora son económicas. ¿Ventajas? Proceso rápido y lo podés hacer en la misma ducha. ¿Desventajas? La corta durabilidad del mismo y las posibles irritaciones.  La cera está reservada para los más valientes y decididos a eliminar su pelaje de cara al futuro.

Muchos famosos optan por lucir con orgullo su melena corporal, como es el caso de Hugh Jackman, Alec Baldwin en su juventud o Zac Efron, representando la nueva generación. Por supuesto, cualquier opción es personal y única. Cortar con el mismo patrón a todo el género masculino sería un error.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus