•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El control de la natalidad es cosa de pareja, no una responsabilidad de la mujer, como se ha querido hacer creer durante años, por ello es común que nos encontremos hoy en día con infinidad de investigaciones encaminadas al desarrollo de anticonceptivos masculinos, como el trabajo del doctor alemán Clemens Bimek, quien ha desarrollado un anticonceptivo masculino que se activa o desactiva con la ayuda de un interruptor, permitiendo que el hombre que lo use quiera o no tener hijos.

El Bimek SLV es el producto desarrollado por Clemens Bimek y consiste en una válvula de tan solo 18 milímetros que es adherida al conducto seminal por el que pasan los espermatozoides, a través de una cirugía que permite al paciente caminar al día siguiente. Con la ayuda de un interruptor, se puede activar y se evita que los espermatozoides salgan de los testículos y se mezclen con el líquido seminal.

Según ha explicado el médico a diversos medios de comunicación, la ventaja del Bimek SLV es que no es una operación tan invasiva como la vasectomía, además de que no es permanente y se puede activar o desactivar a voluntad.

Hasta ahora el Bimek SLV solo ha sido probado en el propio Clemens Bimek, pero el médico alemán asegura que después de recaudar los 600 mil euros de inversión necesarios para continuar con la investigación y las pruebas, este anticonceptivo masculino podría estar disponible para su venta en el año 2018.

Sin hormonas

Por otro lado, Un grupo de investigadores del Instituto de Biotecnología (IBT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan el primer anticonceptivo masculino sin hormonas ni efectos secundarios.

El equipo es liderado por Alberto Darszon Israel, fundador del Consorcio de Fisiología del Espermatozoide en IBT, y conformado por los investigadores Claudia Treviño Santa Cruz, Lourival Possani y Alejandro Alagón, así como por Arturo Hernández Cruz, del Instituto de Fisiología Celular (IFC). Relatan que han identificado dos canales iónicos exclusivos para los espermatozoides, por ello están trabajando en la creación de un inhibidor para estos canales y lograr así un anticonceptivo para hombres sin hormonas ni efectos secundarios.

La investigación  patrocinada por la Secretaría de Ciencia y Tecnología e Innovación del Distrito Federal centró su campo de investigación en la biología de los gametos masculinos, sus características para producirse, moverse por el tracto genital femenino, cruzar la membrana celular del óvulo y finalmente fecundarlo; como fruto de este trabajo, los expertos han identificado los canales iónicos CatSper (calcio) y Slo3 (potasio), que son exclusivos de los espermatozoides.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus