•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los seres humanos pasan por distintas etapas en sus relaciones sexuales, pero no todo es intimidad, también influye el placer, el cual es una parte fundamental para el éxito o fracaso de una relación. Esas etapas dependen del vínculo que tengan las parejas, de las situaciones particulares y factores externos. La atracción, el amor romántico y el apego dominan estos periodos en los que la frecuencia sexual sube y baja continuamente. De igual manera, el tiempo y el espacio del que disponen una pareja están en constante cambio, por lo que su deseo también.

A continuación presentamos una investigación sobre las etapas sexuales de las parejas elaborada por el sitio web Carmín.

Fase exploración

Conocés a la indicada, te enamorás y tu deseo sexual es casi incontrolable. En la fase sexual, el deseo es urgente, rige tus encuentros sexuales, en este momento ninguno está seguro de lo que más le gusta, por eso se exploran mutuamente para probarse y conocer sus gustos y límites.

Fase animal

Ya se conocen lo suficiente y saben qué es lo que le gusta al otro. Se sienten en confianza para proponer lo que quieren hacer y por lo tanto su deseo se vuelve más salvaje. En la fase sexual ambos se excitan pensando en que su vida sexual puede ocurrir en cualquier lugar, a cualquier hora y las veces que sean necesarias, se sienten insaciables.

Fase de convivencia

El tiempo que han pasado juntos los convence de dar el gran paso de vivir juntos o comparten la mayor parte de sus días. En la fase sexual intentan aumentar sus encuentros sexuales, pero ocurre lo contrario.

La fase de la rutina

La frecuencia con la que están juntos, el poco descubrimiento y la confianza reducen la intensidad del noviazgo. En lo sexual el deseo disminuye tanto que prefieren dormir a tener relaciones sexuales con la pareja. Aunque se sigan amando inicia una crisis en la pareja y ninguno entenderá a dónde se fue la atracción sexual.

Etapa de nuevos hallazgos

En este caso pueden ocurrir dos cosas, una que la monotonía haya terminado con la relación o tal vez, que vieron en ella la oportunidad de volver a intentarlo. Aunque superar la rutina no es tarea fácil, pero cuando hay verdadero amor habrá motivación suficiente para encontrar lo que perdieron por comodidad y confianza. En el caso del sexo ocurre lo mismo, si logran superar la rutina iniciarán un nuevo ciclo sexual para reencontrarse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus