•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchas personas creen que pasar en una oficina es un trabajo más sencillo que el que realizan las personas que tienen que andar desempeñando sus funciones directamente en el campo, sin embargo, esto puede resultar engañoso debido a que estar tantas horas sentados fomenta el sedentarismo y ciertas partes de nuestro cuerpo obviamente lo resienten.

Según el sitio web starmedia.com, la postura que tenemos en la oficina puede resultar peligrosa para nuestro bienestar.

“Las malas posturas que asumimos en la oficina, ya sea de manera consciente o inconsciente, pueden provocar molestias musculares y de espalda e incluso se llega a tener problemas como contracturas, mala circulación o tendinitis”, se lee en el sitio en referencia.

El equipo de starmedia.com propone los siguientes consejos. 

Movimientos circulares. Según los expertos es necesario realizar giros con todo el cuerpo, no solo con el cuello o el tren superior. Asimismo, recomiendan que el oficinista se levante y camine algunos metros cada 45 minutos.

La postura. La mayor recomendación es que se tengan los objetos que más se utilicen a mano. Si se trabaja con computadora la pantalla tiene que orientarse e inclinarse para evitar que el cuello termine forzando alguna postura.

Fortalecer la musculatura.

Los ejercicios para desarrollar la fuerza y el tono de los músculos, sobre todo los lumbares y abdominales, reducen los riesgos de padecer patologías derivadas de las malas posturas. 

Calzado cómodo. 

Los zapatos deben ser equilibrados, flexibles y cómodos. Por lo tanto, su función no se debe limitar  a proteger nuestros pies sino que también deben servir para ayudar a nuestra columna vertebral a mantenerse alineada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus