•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hablar de los tatuajes resulta ser siempre un tema muy delicado y para algunas personas es muy sensible. Para las generaciones más mayores es casi un pecado capital hacerse un tatuaje; para los jóvenes es una expresión de libertad.

Cada vez que me preguntan si deberían hacer o no un tatuaje, si está permitido, mi respuesta siempre es la misma: realizarte un tatuaje está 100% permitido.

Pero si te sentís muy indeciso al respecto, te voy a dar tres recomendaciones que deberías tomar en cuenta antes de realizarte un tatuaje.

1Analizá el contexto

Existen dos tipos de contexto, el creativo y el tradicionalista. Hablo de la división genérica de las empresas, en la industria creativa es 100% permitido tener tatuajes, y en realidad es lo que se espera de una persona que trabaja en una profesión creativa. Como publicistas, creadores de contenido, diseñadores gráficos, creativos publicitarios, artistas y todas las profesiones similares.

Sin embargo, existe una industria más tradicional como un banco, en el que quieren proyectar una imagen corporativa muy formal desde el aspecto de sus colaboradores, y en algunas ocasiones no permiten los tatuajes visibles.

2 Cuidá las manos y el rostro

No digo que sea malo tatuarte el rostro o las manos, sin embargo, al hacerlo se vuelve el foco de atención para los demás; es lo primero que van a notar en vos.

Además, por medio del rostro y las manos proyectamos la credibilidad. Por tanto, debemos cuidar ambas partes del cuerpo. Aunque en nuestro país aún no es bien visto que un hombre cuide con mucha meticulosidad sus manos; sin embargo, a muchas mujeres les gusta ver a otros varones con las manos muy cuidadas.

3 No darle importancia a las opiniones

La mayoría de las personas probablemente te van a tratar de vago, te van a juzgar y algunas podrían rechazarte, pero lo más importante en esto es pensar en cómo te hace sentir a vos tener un tatuaje.

Existe una frase que se viralizó un tiempo en las redes sociales: un tatuaje no te hace delincuente y una corbata no te hace decente.

Lastimosamente muchas personas creen que un tatuaje es sinónimo de una persona sin escrúpulos, respeto y educación; y que un hombre con corbata se merece el respeto de una sociedad por poseer el aspecto de un ejecutivo.

Sin embargo, nunca voy a estar de acuerdo con aquellos procesos de reclutamiento en los que revisan a las personas si posee o no tatuajes en su cuerpo.

Considero que aunque la empresa pertenezca al contexto tradicionalista, no debería invadir de esa forma la privacidad de las personas.

Si querés leer más sobre estos temás, podés visitar www.trendymensblog.com; y si lo que querés es ponerte en contacto conmigo, podés escribirme a info@trendymensblog.com, además de seguirme en Instagram como @roberto.aguilars

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus