•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Existen tabús respecto al área genital masculina y muchos ignoran las recomendaciones médicas, enfrentando más tarde problemas de salud. Las partes íntimas de los varones son igual de delicadas que las femeninas y tras una relación sexual es importante realizar algunas prácticas para evitar infecciones por hongos o bacterias.

Utilizar condones nuevos

La protección es obligatoria durante la relación sexual, pero al utilizarse el condón durante el sexo anal, vaginal y oral debe evitarse la reutilización, pues está cargado de bacterias que pueden afectar la salud de la pareja.

Higiene

Limpiar perfectamente los genitales, poniendo cierta atención al glande y los testículos, los cuales deben secar perfectamente tras el encuentro sexual.

Orinar

Los hombres deben convertir en un hábito el orinar después del sexo, debido a que esto ayuda a la expulsión de las bacterias que hayan podido ingresar al organismo por el orificio uretral.

Evitar la saliva como lubricante

La saliva contiene gran cantidad de bacterias y al ser utilizada como lubricante puede provocar infecciones. En caso de entrar en contacto con el parte genital, debe lavarse la zona después del acto sexual, como método de prevención.

Lavar el glande

La piel del área genital es muy sensible y en ocasiones presenta irritaciones, más cuando se utilizan lubricantes o condón. Así que los hombres deben lavar con agua y jabón neutro, retrayendo el prepucio para evitar la formación de bacterias u hongos en los pliegues; el procedimiento debe hacerse en el glande, los testículos y las ingles.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus