•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Casi siempre en los países latinoamericanos no se consume lo que hacen los diseñadores locales, ya sea ropa, accesorios, bolsos, sombreros y mucho menos zapatos. Por esa razón, hoy quiero hablar de los cuatro mitos sobre el calzado nacional.

1 de muy mala calidad

Inicialmente el calzado nacional no era trabajado con los mejores materiales y mucho menos de la mejor forma, esto hacía que su calidad no fuera buena y que rápidamente se dañara. Por supuesto produce inconformidad, debido a que invertís cierto dinero en algo que se supone que te debería durar mucho tiempo y al final no es así.

Sin embargo, con el crecimiento de la industria del diseño y la formación que van obteniendo los diseñadores actuales, eso ha cambiado, permitiendo construir un calzado de muy buena calidad visto hasta en sus costuras.

2 Lastiman

Debido a que no se obtenía una buena calidad, los zapatos lastimaban casi siempre en los costados de los dedos o en la parte del talón o el tobillo, pero a como decía antes, la perfección de la técnica del diseño del calzado ha mejorado y ahora eso es cosa del pasado.

3 Huelen mal

A veces, el cuero no era bien curado o incluso no se preparaba bien para ser trabajado, esto producía un mal olor y si por alguna razón se humedecían era peor.

4 No tienen estilo

Con esto me refiero a que generalmente el calzado nacional imitaba el diseño de un zapato de X marca y lo único que se intentaba hacer era crear una réplica exacta del mismo. La falta de originalidad y creatividad era muy común en ese entonces.

Obviamente para nosotros era un factor que le restaba mucho, porque no solo se trataba de andar una imitación, sino también de lo mal hecha que estaba.

Todo eso quedó atrás, gracias al gran trabajo de los diseñadores y podemos optar por una marca nacional con estilos muy originales.

Si te gustaría leer más del tema, te invito a visitar mi blog www.trendymensblog.com y si querés ponerte en contacto conmigo escribime a info@trendymensblog.com 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus