•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por lo general, casi todos menospreciamos el saludo en el primer contacto con una persona, sin percatarnos que un saludo correcto podría abrir puertas o causar esa buena primera impresión con una persona.

Por esa razón, hoy quiero hablarte de la importancia del saludo y lo que deberías hacer para realizar un saludo asertivo y causar una buena primera impresión.
Antes que nada, recordá que el saludo varía dependiendo la zona en la que te encontrás, la cultura y el círculo social. Porque existen culturas en las que no existe el contacto físico, algunas se dan dos besos en las mejillas, entre otras.

También debemos comprender las partes de un saludo, las cuales son un gesto, una mirada y unas palabras. Basado en esto lo mejor sería seguir estas recomendaciones.

1 El gesto

Cuando hablamos de gesto nos referimos a estrechar la mano, pero este gesto comunica cuán interesados estamos por la otra persona, y esto no solo se trata de la parte afectuosa, sino laboral o social. Debe ser firme y breve, salvo de una razón, por ejemplo que haya medios de comunicación, en todo caso el saludo debe ser prolongado pero no pasarse de unos segundos.

El apretón de mano también debe ser controlado, asegurate que la palma de tu mano quede exactamente con la palma de la mano de la otra persona.

Al momento de apretar, debe ser firme, ni tan fuerte ni tan débil, lo suficiente como para demostrar seguridad en vos mismo e interés hacia la persona que estás saludando.

2 La mirada

Debe ser cordial, sin llegar a parecer que tus intenciones son más allá de saludar, y sobre todo mantener la mirada fija en los ojos de la otra persona, así demostrás empatía y reafirmás tu interés hacia ella.

3 Las palabras

Estamos claros que decir “mucho gusto” es lo más común entre todos, pero si querés demostrar que de verdad tenés interés por esa persona, podés repetir su nombre, un ejemplo de esto sería: Hola Roberto, mucho gusto, en caso que nos hayan presentado, sino, lo ideal sería autopresentarte, y preguntar por el nombre de la persona, Hola soy Roberto, ¿Cuál es tu nombre? – Roxana – Mucho gusto Roxana.

Insistir con el nombre es vital porque una vez que lo repetís podés retenerlo más y evitar pasar vergüenza al querer referirte a esa persona y no recordar su nombre.

También, está comprobado científicamente que a las personas les gusta escuchar su nombre por parte de otras personas, debido a que da ese sentimiento de pertenencia que a todos nos gusta tener.

Recordá que modular la voz es muy importante para que la otra persona te escuche, te vea, sienta y escuche seguro y demostrés confianza y empatía.

Lo que no deberías hacer al saludar
- Al estrechar la mano no des solo tus dedos, denota desinterés, y si la otra persona te da solo los dedos, rescatá el saludo tomándole la palma sin ser obvio.

- No mirés hacia otro lugar cuando saludés, o hagás otra cosa, a todos nos gusta sentirnos especial y que nos presten la atención necesaria.

- A la hora de hablar, no lo digás para vos mismo, decilo con un volumen como para que 2 personas más te logren escuchar.

- No sostengás el saludo por más de unos segundos porque se puede mal interpretar.

Recordá que si querés leer más de este y otros temas, podés visitar mi blog www.trendymensblog.com o escribirme a info@trendymensblog.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus