•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de las personas manejan la idea de que tener mucho dinero hará que uno camine por las calles con mucho porte, elegancia y con la ropa más cara. Y aunque en algunos casos podría ser verdad, el dinero no es necesario para proyectar una correcta imagen.

Hoy quiero hablarte de los 4 pilares de la imagen masculina para proyectar una correcta imagen y que no tienen nada que ver con la cantidad de dinero que tengás.

Cabello 

Tu cabello enmarca tu cara y esta es la parte de tu cuerpo que más se observa en cualquier conversación y además, aunque no hablés, generarás una primera impresión de elegancia o falta de cuidado en tu cabello. 

  • ¿Por qué tener un blog?

¿Cuáles son los principales errores?

En primer lugar que en su mayoría los hombres acudimos al peluquero cuando es urgente un corte de cabello. En esos días en que la patilla ya parece que tiene vida propia, la nuca está llena de cabellos crecidos y el volumen al frente debe controlarse con exceso de gel. 

¿Qué debés hacer para que convirtás tu cabello en el primer pilar de tu imagen? 

Acudir a tu peluquero cada 3 semanas. ¡Sí¡ No es broma, cada 3 semanas. De esa manera mantendrás un corte adecuado y proyectarás la elegancia de un hombre que cuida los pequeños detalles a diario. En cada cita, personal o de negocios, te asegurás de proyectar una imagen impecable.

Talla correcta 

Cuando el hombre aprende que la primera y más importante regla de elegancia es la talla correcta en toda la ropa que use, ese día su vida e imagen cambiarán por completo.

¿Por qué falla tanto este pilar de imagen?

Porque fuimos educados a ser prácticos y con ello adquirimos el mal hábito de no probarnos la ropa cuando la compramos. 

¿La consecuencia?

La camisa es más ancha de lo que debería, nos sobran 2 metros de tela a los lados, la manga es más larga, el pantalón te queda muy largo, el saco te queda mal en los hombros y en las mangas. Como resultado, es un hombre que invirtió mal su dinero por no haber cuidado la talla correcta.

Los zapatos

Cada vez que deseés comprobar si un hombre está bien vestido, mirá sus zapatos. Son el accesorio que más refleja su personalidad y disciplina. Observá a los demás hombres y date cuenta de cuántos traen buena ropa pero zapatos sucios, desgastados o viejos. Si querés verte elegante todos los días, entonces deberás cuidar la limpieza y buen estado de tus zapatos.

La pulcritud 

¿Cuántos de ustedes soportarían cerca a una persona que huele mal? ¿Cuántos asociarían el éxito con el desorden y con ropa manchada o vieja? No conozco a alguien que prefiera la suciedad antes que la limpieza.  Todo hombre que cuide su pulcritud a diario asegura una mejor imagen. Nuestra manera de vestir y de cuidarnos tiene que ver con nuestros hábitos. 

¿Cuáles son los puntos que debés cuidar para cumplir con este pilar de tu imagen? 

Pulcritud en tu rostro (es muy importante que lo cuidés a diario), en tu aliento (jamás olvidés desayunar  o provocarás mal aliento de inmediato, así como llevar contigo unas pastillas de menta por si no te fuese posible lavarte los dientes después de comer), pulcritud en tus manos (son la segunda parte del cuerpo que más se observa) y en tu ropa (jamás usés ropa sucia o manchada). Si tenés que explicar el porqué sos pulcro es porque entonces no se nota a primera vista (y en consecuencia no lo sos).

Si tan solo los hombres comenzáramos por hacer de un hábito estos 4 pilares de la imagen, descubriríamos que proyectar una buena imagen no se asocia con la capacidad económica, sino con la disciplina diaria y la convicción de modificar nuestros hábitos.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus