•  |
  •  |

La estética del cuerpo requiere la atención completa de cada zona, no solo de lo que podemos observar en el espejo cada día o que nuestra vestimenta deja al descubierto.

En la web, los expertos coinciden que es frecuente que nos olvidemos de cuidar ciertas partes de nuestra anatomía, lo que bautizan como “Zonas olvidadas del cuerpo”.

A continuación, conoceremos las características de dichas zonas y cómo darles tratamiento.

RODILLAS
En ellas se encuentran los ganglios que recogen la circulación linfática procedente del pie y de la pierna. De acuerdo con Belleza Activa, los problemas estéticos de la rodilla son: engrosamiento de la piel y la acumulación de la celulitis y la grasa, que puede provocar un antiestético aumento de volumen. Si no están bien hidratadas, las rodillas pueden mostrar descamaciones y rojeces. La mayoría del tiempo estamos vistiendo pantalones y por eso es que las rodillas pasan por inadvertidas, pero cuando llega el turno de un short o una falda corta, agachamos el rostro y sabemos que es momento de actuar por ellas. Para luchar contra la grasa localizada no olvides darte el tratamiento anticelulítico también en las rodillas, señala MujerHoy.com. Y contra la flacidez, además de aplicar cremas reafirmantes, olvida el sedentarismo.

CODOS
Esta articulación permite movimientos de flexión, extensión y rotación del antebrazo sobre el brazo. Belleza Activa señala que los principales problemas estéticos de esta zona son: hiperqueratosis o engrosamiento de la piel, flacidez que se produce debido al movimiento continuo, y deshidratación, que deja la piel blanquecina, mate, arrugada y rugosa al tacto.
Sucede que algunas mujeres acostumbran vestir de manga larga para asistir a su jornada laboral, y cuando dejan sus codos al descubierto necesitan medidas de emergencia. Lo indicado es hidratarlos a fondo, nutrir la piel y favorecer la descamación y la renovación de la capa superficial, mediante la utilización cotidiana de cremas para el cuerpo o aceite corporal. Asimismo, se debe procurar apoyarse lo menos posible sobre ellos.

TOBILLOS
Si al caminar no realizamos correctamente el movimiento de esta zona y si además no hidratamos adecuadamente la piel notaremos: engrosamiento de la piel, grietas, mala circulación sanguínea que se traduce en retención de líquidos, exceso de volumen de hematomas, dolor y sensación de pesadez debido al estancamiento de la sangre.
Ante este asunto, los masajes son buenísimos para evitar la hinchazón y no solo masajes profesionales, cuando te apliques una crema reafirmante de diario haz un masaje ascendente y en círculos, aconseja MujerHoy.com.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus