•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

No te confíes: la piel tiene memoria y el sol también deja marca. ¿Qué esperas para combatirlas? ¡Empieza ya! 

No bajes la guardia

El sol aumenta la producción de melanina. Para lo bueno, como ese ligero bronceado que te da buena cara instantánea. Y para lo malo: hablamos de las manchas que invaden el espacio crítico encima de tu labio superior, la frente, las mejillas y el escote. Y con la edad se hacen más oscuras.

Y no se libra nadie. Un reciente estudio de Caudalie ha descubierto que a las mujeres europeas les preocupan mucho más las manchas que las arrugas. Pero una investigación de los laboratorios Pierre Fabré va más allá y señala que a partir de los 40 años una de cada tres mujeres sufre hiperpigmentación. Por desgracia, después de los 50 la cifra se sitúa en el 90%. Toca ponerle freno.

Tu estrategia

Tienes que organizarla en torno a tres pilares básicos: los exfoliantes semanales (mejor con alfahidroxiácidos), los correctores despigmentantes de uso diario y la protección solar alta. Vamos a repasar estos dos últimos.

El fotoprotector:  Reaplica siempre, a partir de esta misma semana no puede bajar de un SPF 50+. Y no queda más remedio, te lo tienes que volver a dar cada dos horas. Exactamente igual que en verano. Porque el mayor problema en invierno es que, como por arte de magia, esperamos que el solar funcione ininterrumpidamente desde que lo damos en casa a las ocho de la mañana hasta que llegamos a las mil. Y no es así. Los filtros solares pierden su efectividad en contacto con la luz y, aproximadamente al cabo de dos horas, dejan de hacer efecto. Así que busca un tamaño que puedas llevar en el bolso e incluye en tu rutina una parada a media mañana para darte de nuevo el protector.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus