•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Con la edad, los poros aumentan de tamaño, pero puedes limpiarlos, tratarlos y disimularlos. 

Se encargan de regular y eliminar la transpiración y hay más de dos millones de ellos en tu cuerpo. Pero a vos los que te molestan son los del rostro. Sobre todo, los que se sitúan en frente, nariz y mejillas. Porque con esos tienes abierto un claro conflicto de intereses: ellos se ven cada vez más grandes y tú preferirías que fueran minúsculos.

Limpieza

Sí, hay gente a la que apenas se le nota que tiene poros. Para el resto de las mujeres  que no están  bendecidas con ese superpoder (una herencia genética, contra eso no hay quien luche), los poros aumentan de tamaño cuando se acumulan restos sebáceos en su interior. Algo que, por desgracia, le sucede a la mayor parte de la población con piel grasa, pero también a los cutis cuya tendencia acneica se concentra precisamente en la zona T (frente y nariz). La única forma de evitarlos es mantener una estricta política de limpieza y cuidado. Eso significa que, además de lavarte la cara y aplicar tónico todas las mañanas de tu vida, nunca jamás deberías acostarte sin haberte desmaquillado previamente.

Exfoliación

Para evitar que los poros aumenten de tamaño, tu objetivo es claro: mantener la suciedad y la acumulación de células muertas alejadas de ellos. Además de una limpieza regular, puedes añadir la exfoliación a tu rutina de belleza con al menos una sesión semanal.

Tratamiento y camuflaje

Pero hay otra razón para que los poros aumenten su tamaño: el paso del tiempo. A partir de los 25 años empieza a disminuir la formación de colágeno y elastina de la piel. Aunque sus efectos se hacen más evidentes a partir de los 40, cuando la flacidez del rostro empieza a ser un problema. Es precisamente ese momento el que los poros eligen para significarse, porque el descolgamiento de la piel también los agranda. Para retrasar ese momento, busca tratamientos antiedad con retinoides, conocidos por su capacidad para estimular la actividad de colágeno y elastina. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus