•  |
  •  |
  • END

¿Quién no se ha hecho una herida en algún momento de su vida debido a accidentes más o menos graves? Estas heridas pueden llegar a dejar huella en tu piel, sobre todo si no se tratan de forma correcta.

Y es que ya sea por desconocimiento o falta de medios, al menos una de cada cinco heridas no recibe el tratamiento adecuado, especialmente en casos de apariencia leve producidas en el entorno doméstico, según las conclusiones del Congreso Nacional de Heridas y Cicatrización de España.

Pero hay varias cosas que puedes hacer para reducir esas cicatrices:

La vaselina evita que se forme costra en las heridas. Lave el lugar de la herida cuidadosamente, con jabón suave y agua para eliminar los restos y los gérmenes. Luego aplique vaselina para evitar que la lesión se seque y forme una costra. La vaselina también evita que una cicatriz se haga demasiado grande o profunda, o que pique.

Tras limpiar la herida y aplicarse vaselina o un ungüento similar, hay que cubrirla con una venda adhesiva.  Para cicatrizar correctamente una herida debe mantenerse inmovilizada durante dos o tres días, y para ello necesita estar cubierta con un vendaje adecuado.

No te arranques las costras. Inmediatamente después de haberte cortado o raspado el cuerpo, la herida comienza a sanar.  Cabe destacar que es importante aplicar protección solar.  Después de que la herida se cure, es aconsejable aplicar filtro solar (de FPS de 30 o más) en la herida cuando se sale al exterior. ¡Listo! tu piel quedará como si nada.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus