•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Del éxito al fracaso hay solo un paso y es justamente lo que está experimentando American Apparel. Después de haberse convertido en una de las marcas casuales más populares, y en menos de 30 años, ahora su situación ha dado un giro de 360º. La compañía acaba de anunciar un severo plan de recortes, que podría ser la antesala al cierre total.

La historia de American Apparel ha estado marcada por las excentricidades y controversias de su fundador y CEO Dov Charney. Él mismo llevó a la firma a forjar una imagen basada en la sexualidad, creando campañas polémicas donde se vulneraba la integridad de la mujer.

Actualmente, el exdirector se encuentra en una dura batalla en los juzgados por denuncias de abuso sexual.

Todos sus escándalos afectaron drásticamente a la empresa, que finalmente tomó la decisión de despedirlo y poner en su lugar a Colleen Brown. Desde su llegada, esta profesional ha tratado de lavar la imagen de la marca y de volver a posicionarla. No obstante, la mala imagen ha terminado causando estragos en los números.

Esto ha llevado a la marca a anunciar un plan de recortes de gastos en 30 millones de dólares. Parte de las acciones necesarias para lograrlo pasan por cerrar las tiendas que en la actualidad dan menos rendimiento. Paralelamente, se volverá a diseñar toda la colección de invierno, huyendo de diseños excéntricos y volviendo a sus básicos de siempre. Con todo ello se espera que American Apparel remonte sus ingresos, pero aun así la compañía no asegura que haya continuidad y ya vaticinan el cierre definitivo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus