•  |
  •  |
  • Edición Impresa

1 Menos es más: Un anillo, un reloj y unos lindos pendientes son suficiente a la hora de lucir natural, pero sofisticada. Demasiados accesorios a la vez arruinan cualquier look.

2 Ropa interior a la vista: Estas dos palabras lo dicen claro “ropa interior”. Por ende, no debe estar a la vista. Los breteles o el lateral del sosten deben estar dentro de la prenda superior.

3 Leggings traslúcidos: Antes de comprarlas es imprescindible pasar por el probador. Muchos leggings están confeccionadas en telas traslúcidas que, según como les dé la luz, exponen la ropa interior.

4 Podríamos decir que esta es la regla número uno del uso del calzado femenino: Si una mujer va a mostrar los dedos de sus pies es preferible que no use medias pero, si desea hacerlo, las ideales son las pantis sin puntera. ¡Y es que para ello fueron creadas!

5 Sobredosis de animal print: “Menos es más”. Un touch de leopardo, de cebra o de reptil puede ponerle color y vida a un outfit demasiado sobrio. Pero un look íntegramente de animal print puede resultar un verdadero desastre.

6 Falda corta, espalda descubierta y escote de infarto: A la hora de buscar un look de alto impacto siempre hay que elegir: o mostrar las piernas o lucir un escote profundo o dejar la espalda al descubierto. Las tres cosas a la vez resultan una exageración y hacen que el look se vea poco elegante.

7 Ser víctima de las tendencias: Si se pone de moda usar estampados enormes o el color verde fluorescente, ¿por qué una mujer debería usarlos si no resultan adecuados para ella? Siempre es bueno recordar que la ropa debe estar adaptada a nuestro cuerpo y rasgos naturales.

8 Maquillaje:  Los extremos no son buenos. Un rostro demasiado cargado de  maquillaje,aparenta más edad y no resulta. Por el contrario, salir a la calle con la cara lavada resulta poco femenino aunque se tenga un rostro perfecto.

 

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus