•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno de los signos de envejecimiento más común son esas arruguitas que se forman en el contorno de los ojos y que se conocen como patas de gallo, aunque la buena noticia es que existen algunos consejos  y tratamientos para retrasar su aparición.

La lista de causas de la aparición de las patas de gallo la  encabezan el sol y la luz fuerte, pues obligan a entrecerrar los ojos, formándose estos molestos y antiestéticos pliegues en los contornos.

Otro de sus orígenes es la edad, debido a que con el paso de los años el organismo deja de producir colágeno, perdiendo elasticidad e hidratación rápidamente.

Entre las reglas básicas para retrasar la aparición de las arrugas  está el  utilizar unas gafas  oscuras y aplicar protección solar, sobre todo evitar exponerse en las horas centrales del día, y en caso que lo haga  tome las medidas adecuadas.

Ritual

Los ojos, así como el cuerpo, necesitan descanso, por eso es recomendable dormir de siete a ocho horas diarias y utilizar tratamientos para que no luzcan cansados tanto en el día como en la noche.

Sobre la piel limpia y tras utilizar una crema hidratante se debe aplicar el tratamiento en el contorno del ojo, haciendo un masaje suave y dando ligeros toques justo en el hueso debajo del ojo y hacia la sien. En general, el párpado superior no necesita tratamiento hidratante, pues  este suele ser graso y cualquier producto lo  único que provocaría es incrementarlo.

Los expertos recomiendan incorporar este ritual a diario a partir de los 25 años, y si este no es el caso, entre más temprano lo haga, es mejor.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus