•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una sonrisa marcando su rostro, Marjorie Vega enfrenta al mundo día a día. Es una joven esforzada que se define como una persona multifacética, jovial, de espíritu aventurero e idealista. Asimismo, reconoce que sueña con un mundo más justo y equitativo, pero que lo hace con los pies en la tierra.

Ella es la relacionista pública del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, desde donde se desarrolla como un motor que promueve la cultura desde diversos flancos.

¿Cómo has logrado desempeñarte en labores de relaciones públicas siendo administradora de empresas?

Creo que ha sido una combinación entre el tipo de trabajo que he venido desempeñando y mi personalidad, además la Administración de Empresas no está desligada de la vida cotidiana, donde todo involucra planificación, organización, ejecución y control.

Las relaciones públicas llegaron a mi vida por asuntos laborales y la he venido practicando de manera empírica. Inicié en ellas en la Embajada de México cuando atendí temas culturales y de promoción de becas de estudio, entre otras responsabilidades, y debía mantener contacto con ciertas audiencias para hacerles saber y comprender cierta información. Confieso que de pequeña era muy tímida, y aún lo sigo siendo en cierta medida. Por cosas de la vida, la gente siempre me ha preguntado si estudié Comunicación Social.

Ahora bien, en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica hago uso de las relaciones públicas para difundir las diversas iniciativas culturales que promovemos, sumado a las tareas de gestora cultural y secretaría.

¿Sos una apasionada de la cultura?

Sí. De pequeña estudié en un colegio subvencionado de Granada y se hacían valiosos esfuerzos por mostrarnos e inculcarnos ese amor y respeto por nuestras costumbres y tradiciones, y recuerdo que un par de veces fui bien niña al Teatro Nacional Rubén Darío, y bueno, qué decirte, fue para mí un despertar, porque me di cuenta que habían tantos temas que desconocía, y no solo de la cultura nacional.
Luego ingresé a la familia UCA y tuve la oportunidad como estudiante y trabajadora de intercambiar experiencias y conocimientos con estudiantes extranjeros, y así fue creciendo en mí ese interés por la cultura, mismo que reafirmé al ingresar a la Embajada de México. Hoy en día disfruto y aprendo de tanta diversidad cultural.

¿Cuál es tu meta como gestora cultural?

Para mí hay dos temas importantes: promover el concepto y práctica de la cultura como factor de desarrollo, e impulsar el intercambio generacional entre los artistas.

¿Por qué te ha interesado esa faceta?

Mucho se habla de los problemas estructurales que nos aquejan como sociedad: la pobreza, el desempleo, el cambio climático, por mencionar algunos, y de los múltiples planes y/u objetivos que a nivel global se han planteado para erradicar estos problemas.

Lamentablemente, muy poco se aborda el tema de la cultura como factor de desarrollo, y es ahí donde radica mi interés. La cultura es de vital importancia para los pueblos, pues constituye parte integral de la identidad que compartimos como ciudadanos y como un todo, y por ende, esta identidad cultural hace la diferencia ante un mundo globalizado; diferencias que pueden ser factores de crecimiento tanto económico como social. ¡Es un tema muy amplio!

¿Desarrollás algún talento dentro de las ramas del arte?

No, ninguno. De pequeña me gustaba pintar, y me gusta hacer manualidades. ¡Y en estos tiempos con un buen tutorial en YouTube, quien no! Igual creo que ser gestora cultural es un arte.

¿Qué desafíos has enfrentado como gestora cultural?

Es vital ganarse la confianza y sobre todo el respeto de los artistas, más aun cuando se encuentran a alguien joven como yo.

¿Cuál es tu pasatiempo favorito?

Me gusta viajar, estar en la montaña, darme una escapadita cada vez que puedo, sobre todo en la época de invierno. Amo el verde de nuestros campos cuando vamos por la carretera.

¿Situación sentimental?

Disfrutando de un noviazgo pleno.

¿Proyectos a corto y largo plazo?

Por lo pronto, pretendo continuar con mi labor como Secretaria Técnica del INCH, espacio de promoción y difusión de nuestra cultura, abierto a las más diversas disciplinas artísticas, y a mediano plazo no descarto estudiar alguna especialización en temas de cooperación. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus