•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los aretes son accesorios indispensables para resaltar más la belleza natural de una mujer, además de que son elementos complementarios que sirven para combinarse con los outfits de cada día. Sin embargo, si no se tienen los cuidados necesarios, los pendientes pueden ocasionar una dermatitis de contacto que, incluso, puede llegar a convertirse en una infección severa.

Causas del problema

Según explica Karla García, médico general, esta dolencia se llama eccema alérgico de contacto y está producida en gran medida por un metal, el níquel (material de los aretes de fantasía); en otros casos por el oro o la plata. Otra causa de este problema puede atribuirse a la falta de higiene; debido a que los aretes y el lóbulo de la oreja deben ser desinfectados todos los días con alcohol y no con agua oxigenada; a fin de eliminar las bacterias e impurezas.

Ahora bien, para detectar si se sufre de alergia, García explica que el lóbulo se inflama, pica y se forma un eritema, que a veces puede presentarse como una bolita de pus con heridas. Esto ocurre por la fricción del arete con la piel que al provocar picazón, la persona no puede evitar rascarse, de manera que se genera una inflamación en la zona que hace que se proliferen los gérmenes que están ahí.

Recomendaciones

La doctora aconseja que se descarte el uso de aretes que están deteriorados, sobre todo aquellos que tienen la zona dañada que entra en contacto directo con la piel. También, refiere que si sentís picazón y notás un enrojecimiento de la piel, dejés de usarlos. Si el problema persiste, mejor acudí al dermatólogo. De igual forma, es ley desinfectarte todos los días los aretes y la zona de los agujeros. También, evitá llevar pendientes a la playa o cuando vayás a hacer ejercicio, para minimizar el riesgo de padecer de alergia, dado que el sudor facilita tal condición.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus