•  |
  •  |

Los labios son el atractivo y la sensualidad de toda mujer, pero alguna vez te has preguntado si debés usar un labial (lipstick) o un gloss (brillo labial). Pues bien, según refiere un artículo publicado en la revista Vanidades, cada uno tiene sus propios beneficios, así que ya dependerá de cada persona elegir el más adecuado. Por ejemplo, el gloss queda perfecto para las salidas de noche, mientras que el labial es una excelente alternativa para el trabajo y reuniones formales, sostiene la maquillista Fiorella Fernández, colaboradora de belleza para la revista.

Lipstick

Debés saber que los lipsticks contienen vitamina E, además de que te ayudan a mejorar y a definir la forma de los labios. Entre otras virtudes, te proporcionan un color más intenso y con mayor duración. No obstante, como desventaja ocurre que si no hay una previa humectación, en los labios se pueden destacar unas arrugas antiestéticas.

Cabe mencionar, que el pintalabios dura más, puesto que puede llegar a durar hasta cuatro horas sin retoques, siempre y cuando no tomés bebidas, ni comás alimentos con mucha grasa o te limpiés con frecuencia los labios.

Brillo labial

Por su parte, los brillos tienen la función de suavizar e hidratar los labios, a la vez que les proporciona más brillo en su apariencia. Los conocidos gloss vienen en deliciosos olores y sabores frutales, acaramelados, achocolatados, entre otros. También tienen la propiedad de darle más volumen a los labios y ejercen la visión de propiciar un look más natural. Sin embargo, su desventaja radica en que requiere más retoques que un labial, debido a que dura menos tiempo en los labios.

El gloss es aconsejable utilizarlo sobre todo en días soleados y calurosos. Podés aplicártelo si llevás colores suaves en los labios. Y si querés utilizarlo en días grises o más fríos, podés hacerlo, pero con colores más oscuros.

Consejos

Según se indican como tips en la revista, para que el color del labial dure más tiempo, debés de humectar bien tus labios con un bálsamo sin color antes de aplicarte el labial. Podés hacerlo con tus dedos, con un hisopo o un pincel. Luego, procedé a dibujar el borde de tus labios con un delineador en lápiz y después, pasá el colorete. Recordá que ambos tienen que ser del mismo color.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus