•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Balayage:Balayage

Esta técnica francesa nació casi al mismo tiempo que las mechas californianas y ahora viene de regreso. El término “balayage” significa barrer y eso es precisamente lo que se quiere conseguir; un barrido de color desde la raíz hasta las puntas, siempre buscando un look natural y luminoso.

A diferencia de las californianas, la técnica del balayage se hace con un pincel. “Es un procedimiento más creativo, como que estuvieras pintando un cuadro”, refiere Tapia. El color no solo queda en las puntas como el anterior, sino que se hace a mano alzada a partir de la raíz del cabello; por ello, puede tardar hasta tres horas para  tener un acabado perfecto, pero vale la pena. Este tampoco requiere mayores cuidados y pueden pasar varios meses para su próximo retoque. 

Ombre hair:Ombre hair
El mundo de la belleza tomó prestado el término francés “ombré”, que significa sombra, para describir esta técnica. A diferencia del balayage, el ombre hair utiliza un tono diferente, tanto en las puntas como en la base del cabello. La forma más popular es llevar la raíz del color natural con mechas color miel o marrón claro.

El cambio empieza a partir de la altura de la mandíbula y procura un cambio más radical que los dos anteriores, pues no busca tanto la naturalidad. Por eso muchas veces se ve en pelos muy oscuros que terminan en rubios claros. 

Californianas:
Su origen se remonta a los años setenta, ideado por el estilista francés Jean Dessange. Este se inspiró en las surfistas californianas que tenían un toque de rubio desordenado. A él se le ocurrió aplicar más cantidad del producto en las puntas y degradar hacia la raíz del cabello, consiguiendo un efecto de aclarado natural. “En una semana, nosotros practicamos este servicio a 50 clientas y ahí nos damos cuenta que es bastante solicitado. Es una técnica rápida que consigue un look luminoso, no requiere más  cuidado que un tratamiento hidratante; no es necesario tener el cabello largo y se puede probar con varios colores como los rubios, rojizos y cafés”, expresa Rosa Tapia, estilista máster graduada en Estados Unidos y propietaria de Raymond Rose Salon.

Para las castañas, el color ideal de las californianas es el rubio cenizo; en cambio, para las más morenas, el castaño claro les sentará bien. Su procedimiento es bastante sencillo: solo debe aplicarse a la mitad de las puntas, aunque se puede subir un poco para que las mechas duren más cuando el pelo crezca.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus