•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“La moda, incomoda”, suelen afirmar las revistas y recordarnos nuestras amigas, mientras se intenta sobrevivir a ese calzado divino de estreno. Pero, ¿quién dijo que para tener estilo era necesario hacer un máster en tolerancia al sufrimiento? Por eso, aquí te brindamos algunos consejos compartidos por la página de moda de Univisión para que logrés ablandar tus zapatos y le digás adiós al dolor de pies.  

Efecto calor

Relajada en casa, ponete un par de medias bien gruesas y colocate el calzado en cuestión. Con la ayuda de la secadora de cabello, calentá el material y dejate los zapatos puestos hasta que vuelvan a enfriarse.

Pequeños pasos

Sabés que después de mucho uso, esos zapatos que tanto te hacían sufrir pueden, poco a  poco, ir ablandándose y volverse tu mejor aliado. Pues, ¡manos a la obra! Hasta que consigás tenerlos puestos por muchas horas, usalos con medias gruesas mientras estás en casa.

Ice power

Las clases de ciencia básica en la escuela finalmente darán sus frutos. Llená con agua, hasta la mitad, una bolsita con cierre para el freezer. A medida que vayás sellándola, asegurate de remover completamente el aire. Luego, colocala dentro del zapato y ponelo a dormir en el congelador. Al solidificarse, el agua se expandirá, estirando también el cuero. Una vez, seguido el procedimiento, quitá tu calzado del freezer, y dejá que el hielo se derrita antes de remover la bolsa. 

Calcetas al auxilio

Una buena estrategia es usarlas con dos pares de medias, mientras continuás con tu rutina diaria. Pero, también hay un plan B; para ello enrollá varios pares de medias o hacé bolas de papel periódico, y amontonalas en el interior del calzado por varios días. Los expertos aconsejan que elijás tu calzado con astucia, pues debería quedar un espacio de 6.5 mm (1/4 dentro), desde tus dedos hasta el final del zapato. El calzado no debería tocar la parte de arriba de tus dedos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus