•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hay un mito sobre el cabello muy común entre las personas e incluso entre muchos estilistas. Este consiste en que si te cortás las puntas del cabello cada mes, este te va a crecer más rápido, pero lo cierto es que esta creencia es totalmente falsa. El cabello, en promedio, crece de uno a 1.2 cm al mes, por lo que si se va al salón mensualmente a hacerse un despunte con la esperanza de que crezca más rápido, en efecto se logra lo contrario: un crecimiento tardío.

Realidad

No obstante, a pesar de parecer contradictorio, cortar los famosos “dos dedos” puede ayudar y mucho al cabello largo. De modo, que cortar con frecuencia el cabello, por lo menos cada tres meses, ayuda a que eliminés las puntas dobles y a que terminés con las puntas maltratadas por las coloraciones o factores ambientales como el sol y la contaminación, según se destaca la información en el portal oficial de Get the Look. Cabe mencionar, que hoy en día existen muchos productos para evitar los daños de las puntas abiertas, aunque si querés eliminarlas de golpe, es necesario cortarlas todas y seguir un tratamiento adecuado que te garantice que no te van a volver a salir.

Cada 90 días hay que renovar el corte de las puntas para mejorar la apariencia del cabello.

Ahora bien, lo que determina cuánto va a crecer el cabello es el bulbo de la fibra capilar que se localiza en la raíz del pelo y no en las puntas, por lo que para aclaración, despuntar el pelo no perjudica su crecimiento. También, para quienes tienen el cabello con tratamientos químicos, como coloraciones o alisados permanentes, necesitan de cuidados extra, de manera que lo preferible es que corten sus puntas cada 60 días. En este mismo sentido, si te cortaste las puntas y  querés que el cabello acelere su proceso de crecimiento, lo recomendable es que comás gelatina, debido a que esta tiene propiedades que pueden ayudarte a conseguir una melena más larga en menor tiempo.

Nada de tijeras

Por otro lado, a quien no le guste recurrir a las tijeras, puede apostar por un tratamiento de reposición de nutrientes, para que las hebras continúen creciendo saludables y fuertes, sin necesidad de cortar el pelo. Algunos de estos tratamientos son la cauterización y la queratinización, que ayudan a reponer los nutrientes, mejorando el aspecto resecado de las mechas. Los reparadores de puntas, sérums y silicón también son otras opciones que actúan temporalmente.

De igual forma, otra sugerencia es que invertás en productos con compuestos reponedores de agua, como hidratantes y productos con aminoácidos, para ello, lo ideal es que te asesorés con un especialista que te indique sobre cuál es el mejor tratamiento para tu tipo de cabello que te va a ayudar a mantener la salud de las hebras.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus