•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde pequeña, la argentina Erica Presas Tudela estuvo rodeada de frascos y cuadros de pintura en la casa de su abuelito, en Uruguay. A los quince años no quiso la fiesta rosa, en cambio, le pidió a su mamá viajar por todo el mundo y fue así que terminó de enamorarse del arte cuando visitó varios museos. Vino a Nicaragua de vacaciones y en Corn Island encontró el motivo para no irse jamás de esta tierra.
Mientras tomaba el sol, vio al hombre que le robó el corazón, pues este salía del agua, se enamoraron a primera vista y se casaron. Hace cuatro años que vive en Nicaragua y ahora se desempeña como coordinadora cultural en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra.

¿Cómo transcurrió tu infancia?

Soy de Buenos Aires, Argentina. Mi mamá es uruguaya, mi papá argentino. Tuve una infancia muy linda, mi mamá --una persona mamá abierta--, me inculcó el deporte, el arte y vivía inscribiéndome en talleres de pintura y tenis, porque soy bastante activa y tenía que buscar cómo gastar esas energías. Recuerdo que cuando estaba pequeña tuve un vecino muy extraño que tenía una biblioteca gigante donde guardaba libros de pinturas y fue así como empecé a tomar interés por eso. A los quince, mi mamá quiso hacerme la típica fiesta, pero yo le dije: ‘¡No! Yo quiero viajar’. Y como siempre me apoyó en mis inquietudes, visitamos varios museos en Europa, enamorándome aún más del arte. Ya después de salir de la universidad, tuve la oportunidad de estudiar Bellas Artes, aunque me dediqué más a los negocios.

¿Cómo fue que viniste a Nicaragua?

Es una historia de amor muy linda. Tengo una amiga nicaragüense que me decía: ‘vení a conocer mi país’. Entonces me enseñó fotos de Corn Island y yo me enamoré. Fuimos de paseo de ahí y yo estaba tomando el sol, cuando de pronto vi salir del agua al que ahora es mi marido, fue amor a primera vista. Nos vimos un par de ocasiones más, pero las distancias eran muy largas. Entonces decidí venir a este país  tan bello, nos casamos y ahora tenemos una familia preciosa, pero dije: ‘qué voy a hacer para buscarme la vida’. Y fue así como pensé en cursos de pintura desde mi casa, ya luego, mientras iba pasando por con mi esposo por el edificio de Hispamer, recuerdo que estaba en construcción. Entonces me explicaron que habría un espacio cultura, me comuniqué con los gestores y les dije que me gustaría ampliar ciertos proyectos. Con una panza de nueve meses de embarazo, llegué a hacer la entrevista y me dijo: ‘cuando salgás de tu embarazo, te venís y empezás a trabajar’. Dicho y hecho, ahora estoy aquí realizando esto que es lo que me apasiona más.

¿Cuáles son esos proyectos que echó a andar?

Traje a Hispamer mis taller para niños, esa idea primaria que empecé cuando vine a Nicaragua. Comenzamos a hacer exposiciones para ellos, hicimos uno de Frida Kahlo y luego implementamos los talleres de adultos y lo que estoy es superagradecida con este espacio: todas las ideas locas y creativas me las dejan hacer. También viene gente a pintar en vivo, eso lo empezamos a hacer seis meses y es un éxito, a la gente le encanta, la gente está superabierta y cada vez se animan más a participar… eso es lo que me encanta.

¿Cuáles son las próximas actividades?

Para el 25 aniversario de Hispamer, que se desarrollará del 9 al 14 de noviembre, la idea es tener contacto con la música, el teatro, tenemos un homenaje al Grupo Praxis, estamos preparando una exposición de pintura, un homenaje a Fernando Silva, en fin, un sinnúmero de actividades gratuitas, tendremos abajo una ruleta con descuentos y el viernes un recital con LecheBurra.

Ama Nicaragua

Erica Presas Tudela.

Erica Presas es coordinadora cultural en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Nació en Argentina, pero es nicaragüense de corazón. Tiene tres hijos, a quienes trata de inculcar en el arte, así como le sucedió. “No sé qué van a hacer, solo quiero que sean felices, la idea es que participen en todo lo que tanto mi marido como yo hacemos. Él es cirujano maxilofacial e igual están con él en la clínica”, comenta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus