•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hola, queridas lectoras. Alguna vez te has preguntado si vistes según tus necesidades y si estás adecuada para tu día a día, para cada evento o --por así llamarlo-- para un día normal.

De repente vemos personas que no se sabe cuándo van a una fiesta o van al gym, siempre andan extremadamente arregladas, cuando lo único que hacen en todo el día es ir a dejar a su hijo al colegio, y muchas que saben que tienen que caminar mucho, montarse en un bus para llegar a su trabajo y las ves con tacones de 16 cm. Tu primer paso es identificar tus necesidades, cómo quieres verte sin caer en lo ridículo. Para cambiar tu aspecto no solo debes pensar en qué cosas son las que te gustan, sino también debes considerar si el estilo que quieres se adapta a tu estilo de vida. Por ejemplo, si en un día normal caminas mucho, no es inteligente que uses tacones kilométricos. O si trabajas en algo en lo que te puedas ensuciar fácilmente, no es buena idea usar ropa de colores claros. Recuerda que cuando se trata de estilo muchas veces es mejor prevenir que lamentar. Si tienes el cabello muy rebelde no optes por cortes que te quiten el tiempo peinándolo, no todas se pueden dar el lujo de parecer muñequitas todo el día, aparte la belleza natural es la mejor; no te escondas con tanto maquillaje, una mujer demasiado maquillada desde horas muy tempranas lo que da es mal aspecto. Identifica cuándo es el momento adecuado para usar cada prenda de ropa y para cada ocasión, por ejemplo: los brillos para noche, los jeans para día, por mencionarte algunos... Y si tienes dudas, ya sabes dónde escribir: facebook.com/Kellymolinanic y si te preguntan dónde lo leíste, recuerda que #TeLoDijoKelly
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus