•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tener la piel limpia y bien cuidada es fundamental, porque con esta práctica se consiguen eliminar las toxinas y la suciedad que se genera, así como también ayuda a remover el maquillaje. Además, la limpieza del rostro actúa como una especie de tratamiento adecuado para cualquier tipo de piel, aparte de que con ello se previenen las imperfecciones y el acné.

Entonces para el aseo del cutis no basta con solo arrojar el agua hacia el rostro. Si bien es cierto, debés humedecer tu cara, luego el jabón, haciendo espuma para que luego enjuagués y dependiendo del producto que vayás a utilizar, debés dejar unos minutos para que los ingredientes actúen sobre la piel. La recomendación de los expertos en belleza de la revista Vanidades es que lo correcto es que te lavés el rostro dos veces al día, una en la mañana y otra en la noche. Recordá que si lo hacés más veces podés irritar tu piel y provocar la producción de grasas naturales.

Por otro lado, debés usar bien el exfoliante. Si utilizás este producto, tenés que asegurarte de frotarlo suavemente con la yema de tus dedos para que no maltratés tu piel. En este mismo sentido, también se recomienda que evités el agua caliente, aunque esté haciendo frío, porque con ello solo vas a conseguir fomentar que la piel pierda sus aceites naturales y que se reseque, lo cual se relaciona con el cabello, como cuando en esta área del organismo se produce más grasa corporal de lo normal.

También, cuando terminés de lavarte la cara asegurate de no dejar residuos del limpiador, revisá bien tu cutis, porque tus poros se podrían tapar. Ahora bien, la toalla es importante: cada uno en casa debería tener su propia toalla para secarse el rostro, porque de lo contrario éstas se convierten en un nido de bacterias. No te olvidés de buscar una toalla que sea suave, de preferencia que sea para bebé y que esté recién lavada cada vez que las vayás a usar. Entre otras recomendaciones, hay que quitarse la idea de que las toallitas limpiadoras no sustituyen al agua y al jabón: te maquillaste, usaste las toallas limpiadoras y bien,  el último paso es sacarte los residuos con agua y con jabón. No te vayás a dormir sin hacerlo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus