•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Adiós ojos cansados:
Salís de vacaciones por las fiestas, pero el cansancio de unas semanas bien trabajadas se nota en tus ojos. Para no dejar huella en tu mirada y lucir bien en esa noche podés darte un masaje que te permitirá atenuar la  inflamación de los ojos. Comienza por el extremo del ojo y continúa hacia arriba, entre el hueso de la ceja y el ojo. Repite en la zona de las pestañas inferiores hasta llegar al otro extremo. Asimismo podés aplicar rebanadas de pepino sobre los párpados cerrados.

Labios subidos de tono:
La Navidad se caracteriza por sus rojos y verdes, así que añadirle un poco de color a tu rostro te pondrá  más en el espíritu festivo. Para darle una apariencia más profesional a tu boca, podés delinear tus labios con un lápiz claro y un poco de base de maquillaje en las comisuras. Luego aplicás un labial mate para que no se pueda correr una vez que estés empezando a comer. El  color rojo es el tono por excelencia en Navidad, aunque recordá que si optás por este look, tu maquillaje debe ser más sereno, para que no compita con tus labios.  

El lado oscuro de la manicura:
Como las uñas también se quieren ir de fiesta debés de darles gusto optando por tonos oscuros tales como grises satinados, ocres y rojos rubís. Estos combinan con todo tipo de vestuario y si les aplicás un acabado brillante le darán un toque de luz y originalidad a tus manos. 

Una buena joya:
Si no podés hacer resaltar el color de tu vestido con una gran joya, puesto que requiere una inversión que muchas veces no se puede permitir, por este motivo te aconsejamos, aunque no sea una joya, siempre lo podés solventar con una bisutería fina. 

Cabello sencillo pero elegante:
Aunque en estas fiestas todo sea excentricidad y color, aunque no siempre queda tiempo con experimentar nuevos estilos, por ello, siempre es un acierto llevar un cabello semirrecogido. Esta opción, aparte de ser sencilla, aporta elegancia para los eventos formales y semiformales, además que este tipo de peinados se puede hacer tanto en cabello largo como con media melena. Entre las muchas opciones está la doble trenza  haciendo media cola y después uniendo los extremos de las trenzas por detrás.

Los estragos del alcohol:
Puede que disfrutes de combinar estas fiestas con un mojito o cualquier otra bebida alcohólica pero tu piel no lo hace tanto. Las bebidas destiladas como el ron, tequila, vodka y whisky reducen los niveles de oxígeno en la sangre y por esto se desequilibra la producción de colágeno en tu piel, teniendo resultados negativos como la pérdida de brillo, elasticidad y firmeza. Es por ello que en esta época quizás no sea suficiente utilizar cremas y lociones limpiadoras, así que mejor conviene invertir en una mascarilla que iluminará tu rostro. Podés buscar aquellas que contengan ácidos alfa hidroxi, que son ácidos naturales que eliminan las células muertas, reafirman la piel y humectan.

Cabello sencillo pero elegante:
Aunque en estas fiestas todo sea excentricidad y color, aunque no siempre queda tiempo con experimentar nuevos estilos, por ello, siempre es un acierto llevar un cabello semirrecogido. Esta opción, aparte de ser sencilla, aporta elegancia para los eventos formales y semiformales, además que este tipo de peinados se puede hacer tanto en cabello largo como con media melena. Entre las muchas opciones está la doble trenza  haciendo media cola y después uniendo los extremos de las trenzas por detrás.

 

 

 

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus