•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vinagre es uno de los sazonadores más emblemáticos que conocemos. Es ese toque de sabor tan necesario para las ensaladas y para diversas recetas culinarias.

Según la historia, el empleo del vinagre en usos gastronómicos se cree está ligado al comienzo de la elaboración de bebidas alcohólicas, pues en aquellos tiempos es posible que alguien se diera cuenta de lo adecuado de su empleo como conservante.

Historia

El primer testimonio escrito del empleo del vinagre, Wikipedia lo registra durante el Imperio romano: el  astrónomo Apicio (contemporáneo del emperador Tiberio) y autor del libro de cocina más antiguo que se conoce en la cultura occidental, "De re coquinaria", presenta recetas que emplean vinagre.

Asimismo, en esos tiempos remotos hay registros de que tradicionalmente el vinagre procedía de los toneles de la producción del vino que se agriaba, o se ponía malo. La expresión enológica es: el vino se picaba, es decir, se comenzaba a formar vinagre. Esto ocurría espontáneamente bien en una bota o se le subía de acidez el vino embotellado, de esta forma se retiraba y se empleaba para vinagre. El fenómeno concreto de la producción del vinagre no fue explicado sino hasta el año 1864.

Belleza

Y hoy en día, muy por el contrario de lo que se pueda pensar de ese líquido cuyo sabor es agrio, resulta un cosmético excelente para el cuidado de la piel.

Además, se ha comprobado que son varios los beneficios que aporta a la epidermis. De hecho, se sabe que su pH ácido lo convierte en un "condimento" excelente para cerrar los poros y lograr un cutis liso y brillante. Además, tiene propiedades antimicóticas.

1 Adiós a los hongos en los pies

Si querés combatir los molestos e indeseables hongos en los pies o en las uñas, solo debés remojarlos en agua con vinagre durante 15 minutos todos los días. Que no te cuenten cuentos.

2 Cabello limpio y brillante

Lo ideal es usarlo una o dos veces a la semana como parte del lavado de tu cabello, así evitarás la formación de caspa. ¡Probalo!

3 Pies suaves

Si no lográs hacerte el pedicure, te contamos que podés aplicarte vinagre blanco para que tus pies se vuelvan suaves y bellos. El vinagre elimina las callosidades de los talones.

4 Humectante

Después de lavarte la cara, aplicá un poco de vinagre con un algodón en el rostro para deshacerte de todas las células muertas. Como un verdadero peeling facial, pero a muy bajo costo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus