•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con pinza o Gillette en mano y espejo al frente, muchas mujeres dedican un espacio de tiempo para ocuparse de la estética de sus cejas. Sin embargo, suele suceder que la forma de la ceja esperada y anhelada no es el resultado final deseado, y ello puede deberse a que necesitás informarte mejor sobre qué tipo de arco le favorecería a la forma de tu rostro. De acuerdo con Hilda Castillo, maquillista profesional,  una de las funciones de las cejas es proteger los ojos para evitar que cualquier impureza entre a ellos, por lo que el grosor también cuenta.

Estética

La maquillista insiste en que “las cejas son el marco de la mirada, porque la enfatiza”, dice Castillo. Las cejas son los signos de exclamación de la gramática gestual. Con una ceja bien levantada podés sugerir sensualidad; si las fruncís, malestar. Con ellas podés crear el efecto óptico que deseás: suavizar tu expresión o endurecer la mirada.

Si tenés el rostro ovalado te viene bien cualquier tipo de cejas. Las más adecuadas son las anguladas o arqueadas.

Pero si tu rostro es alargado, se sugieren las cejas rectas, horizontales y un poco separadas entre sí, para crear un efecto de recorte del rostro. Finalmente, si la forma de tu cara es cuadrada, conviene que llevés unas cejas semianguladas, para concentrar la atención en la mirada. Así que te invitamos a que te acerqués al espejo y que busqués identificar la forma de tu rostro y escoger el marco que mejor demuestre tu belleza.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus