•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una mujer con las piernas cruzadas suele ser un ícono de sensualidad y elegancia, hasta algunos hombres también se han acostumbrado a hacerlo, pero ¿sabías que esto puede afectar tu salud? Según un estudio realizado por la Universidad de Queensland, Australia determinó que la postura que se adopta cuando se cruzan piernas por un período prolongado, puede provocar debilidad en distintas partes del cuerpo.

Consecuencias

En concreto, mantener las piernas cruzadas por mucho tiempo puede provocar una obstrucción sanguínea, pues ocasiona que algunas arterias importantes no distribuyan bien la sangre, siendo algunos de sus efectos, el dolor e incluso mareos. También se puede experimentar un adormecimiento en las piernas, debido a que el flujo sanguíneo es más lento, de modo que se presentan síntomas como cosquilleo y entumecimiento de las piernas. Incluso, si se usa ropa ajustada o calzado incómodo, el efecto se torna aún más severo.

A todos estos problemas hay que agregar que la espalda es otra área que sufre con esta postura, porque al cruzar las piernas, el peso del cuerpo queda mal distribuido, por lo que adoptar posiciones incorrectas hace que la columna esté forzada, ocasionando de esa forma dolores en la espalda. En casos extremos y cuya constante es cruzar las piernas durante mucho tiempo, se puede producir un padecimiento llamado Parálisis del Nervio Peroneo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus