•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si verse bella es la prioridad, entonces hay que trabajar porque la belleza también se cultiva, así que les proponemos nueve consejos para cumplir con ese objetivo.

1    Cuidá tus pies: basta con que te apliqués crema humectante durante la noche y te pongás calcetines.

2    Dale color a tus labios: esto significa que podés usar mucho menos maquillaje, lo que es perfecto para cuando tenés prisa. Esta es buena idea, sobre todo si usás lentes.

3 Usá rubor rosado:  para darle un aspecto más dulce a tu rostro con poco color, aplicá un toque sutil de rubor en las manzanas de tus mejillas y en la punta de la nariz, si lo hacés después de aplicar bronceador, darás un efecto más sofisticado.

4 Siempre usá protector solar: elegí un humectante diario con FPS mínimo de 30 para asegurarte de que tu piel está protegida.

5 Usá aceite en el rostro: los aceites faciales son muy buenos para reconstituir, revitalizar y regenerar tu piel porque trabajan en un nivel muy profundo. Además, la acción de masajearlos en la piel ayuda a la microcirculación, produciendo un brillo rosado.

6 Humectá tus ojos: invertí en unas buenas gota para humectar tus ojos cada 4 o 6 horas, sobre todo si pasás mucho tiempo frente a la computadora. Tocarte los ojos por comezón, ardor o irritación, arruina tu maquillaje, la piel del rededor se arrugará pronto, y podés provocarte una infección, sin mencionar que no humectarlos puede generarte graves consecuencias.

7 Usa delineador: hay muchas formas de usar el delineador para resaltar tus ojos: difuminado, muy marcado, solo arriba, líquido, lápiz, gel, con glitter… en fin, las opciones son casi infinitas. Probá varias hasta que encontrés la que más te guste. Como tip, si tenés ojos muy oscuros el negro o morado muy oscuro son ideales para vos; si tus ojos tienen tonalidades café y/o verdes, el café y verde oscuro se verán muy bien; ahora si tus ojos son claros, el azul marino es una magnífica elección.

8 Ponete sombrero y lentes de sol: en cualquier época del año quedan bien y son el mejor aliado para protegerte del sol y evitar arrugas prematuras.

9 Dormí boca arriba: para evitar las horrendas bolsas, arrugas y ese aspecto de cansancio a pesar de haber tenido una buena noche de sueño, dormí boca arriba, así nada toca tu rostro durante la noche y podrás respirar adecuadamente, lo que hace que se oxigenen y refresquen las células de todo tu cuerpo. Además así tendrás una mejor postura, pues tu columna se mantiene alineada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus