•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de los productos para el cabello no pasan de moda, simplemente se renuevan, ajustándose a las épocas. Este es el caso de las iluminaciones, que empezaron a utilizarse a inicios de los ochenta con los tonos rojos y encendidos, pero que ahora vuelven a mudarse al pelo con tonos multicolores.

Esta coloración supone en coger cabellos de distintas zonas de tu cabeza y aclararlos, dándote la sensación de que hubieses tomado el sol. Con los rayitos ocurre un proceso parecido, pero la cantidad de cabellos tratados es mayor. Las mechas, en cambio, toman grandes porciones de pelo, quedando tu cabello con zonas más claras y oscuras.

Las iluminaciones multicolores derriban esos colores uniformes y artificiales, creando cabelleras que combinen varias tonalidades en un degradé que ilumine los rasgos de la cara. “Este proceso empezó a utilizarse hace dos años y es ideal para las personas atrevidas y alegres”, comenta Nelly Robleto, estilista profesional y dueña de “Bellezas Lilly”.

Robleto explica que los colores se trabajan con matizadores (producto necesario para  neutralizar y remover los tonos cobrizos)  de colores violetas, azules, verdes y amarillos, y esta es precisamente la revolución de los tonos multicolores, a diferencia de como se utilizaban antes, cuya idea era aclarar dos o tres tonos más que la base.

Cuidados

Las iluminaciones multicolores deben cuidarse con shampoo y acondicionador libre de sulfato, que encapsulan la suciedad que tiene nuestro pelo, para luego eliminarlo en forma de espuma y no deslava el color.

Prolongados

"Las iluminaciones multicolores no son tonos fantasías que duran dos lavadas, sino matices que no se deslavan, siempre y cuando utilicemos los productos adecuados", explica Nelly Robleto, estilista profesional.

Acertado

Buscá que las puntas queden siempre en un tono más claro que las raíces para dar sensación de movimiento. Para lograr un efecto visible  y favorecedor, aumentá la cantidad de iluminación alrededor de la cara.

Temporada

Si vas a una piscina, el cloro arruina tus iluminaciones, por eso, antes de sumergirte mojá tu pelo con agua común para que el cloro no penetre. En tu rutina podés utilizar agua tibia o fría, así el tono no se deslava.

Retoque

Tres meses después  de la primera aplicación será suficiente para retocártelas porque te ha crecido el pelo y se te ve la raíz. Procura que no te las  hagan de nuevo, para no estropear el trabajo original.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus