•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alejandra Zablah Cesar es una joven que se describe como sencilla, alegre  y espontánea. Estudió diseño gráfico y diseño de modas. Trabajó un poco en cada una, pero asegura que sintió que ninguna era su pasión. Fue a una clase de galletas y descubrió que eso era lo que buscaba en la vida, así que siguió estudiando repostería y ha puesto en ese oficio todo su empeño.

¿Por qué estudiaste diseño?

En realidad, desde pequeña siempre quise ser diseñadora de modas. Recuerdo que siempre andaba vistiendo a mis Barbies y todo. Entonces nunca olvidé esas inclinaciones, pero cuando terminé el colegio mi papá me dijo que estudiara algo similar y fue cuando opté por estudiar diseño gráfico.

¿Cursaste toda la carrera de diseño gráfico?

Sí lo hice y fue porque me enseñaron que no se puede ni se debe dejar nada a medias. Así que me gradué. Sin embargo, cuando concluí los estudios de diseño gráfico se me dio la oportunidad de estudiar diseño de modas, porque ya lo habían abierto como carrera y no quise desperdiciar la oportunidad, así que fui y me matriculé.

¿Encontraste en diseño gráfico algo que te apasionara?

En diseño gráfico la parte que más me gustó y me atrapó fue la edición de video, lo trabajé en cursos y otros estudios, pero aunque me gustaba, en realidad no era algo que en verdad me apasionara.

¿Cómo te fue con el diseño de modas?

Definitivamente no me gustó. Y ahí sí me quise salir, pero me animaban para que no lo hiciera. Incluso, solo me hacía falta un año para concluir y me quería salir, pero me decían que me aguantara, que ya me faltaba poco y finalmente terminé los estudios. 

¿Has confeccionado algunas piezas?

Sí lo hice. En la universidad teníamos que hacer trajes de novia, trajes de noche y saqué las piezas. Hice las colecciones y las presenté hasta en la televisión, pero hasta ahí no más.

¿Qué encontraste en la repostería que no hallaste en tus dos carreras anteriores?

Encontré mi pasión. Puedo pasar un día completo haciendo pasteles y no siento que trabajé, porque es algo que me gusta tanto que me enfoco en ello y lo disfruto. Por ejemplo, si estoy decorando un pastel, estoy con mi manga horas y horas, y no lo siento como trabajo porque me inspiro para buscar que cada detalle quede lo mejor que se pueda.

  • 2 carreras estudió en la universidad, pero decidió ser repostera.

¿Cómo reaccionó tu familia cuando dijiste que querías ser repostera, tras haber estudiado dos carreras universitarias?

Mis padres siempre me han apoyado, pero se preguntaban para qué había estudiado si no iba a ejercer. Me dijeron que si esto era lo que me gustaba, que le sacara provecho y siguiera estudiando.

¿Tenés tu propio negocio de repostería?

Estoy trabajando desde mi casa, pero estoy buscando un local con ubicación estratégica para establecer mi pastelería, que se llama Sweet Tooth. Por el momento me contactan en Facebook y así trabajo con mis clientes.

  • 2014 años en que inició su negocio abriendo la página en Facebook Sweet Tooth.

¿Cuáles son tus especialidades?

Mis clientes dicen que el pastel de zanahoria y los cheese cake, los tres leches también.

¿Cuáles son tus metas a corto plazo?

Abrí la pastelería. Lo he soñado y me he esforzado para lograrlo. No estoy cruzada de brazos esperando que me caiga del cielo, sino que estoy trabajando para lograrlo.

Desde pequeña he tenido la inquietud de no querer trabajarle a nadie, sino que siempre he querido tener lo mío, ser mi propia jefa.

¿Cuál es la clave para retener a tu clientela?

Mantener la calidad y la he mantenido desde que inicié el negocio. Cuando decoro un pastel, pongo en él todo el amor que tengo para hacerlo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus