María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las conocidas mechas californianas quedan perfectas en cualquier tipo de cabello, entre ellos en los pelos cortos. De acuerdo con Jackeline Álvarez, estilista profesional, el objetivo de las mechas californianas es conseguir un degradado de color de raíces a puntas, imitando el efecto natural que causa el sol sobre el cabello en verano. 

Estas suponen el opuesto a las tradicionales, pues aclaran la raíz dejando el resto del cabello algo más oscuro. Para ambas modalidades, lo ideal es no escoger más de dos tonos por debajo de nuestro color natural.

Ventajas

Uno de los grandes beneficios que ofrecen las mechas californianas, además de suavizar las facciones del rostro y de rejuvenecer la imagen, es que no requieren de un mantenimiento demasiado continuo. "No es necesario retocarlas muy a menudo, porque no se corre el riesgo de caer en una apariencia desaliñada", expresa .

"En el caso de cabellos muy cortos para aplicar las mechas californianas bastará con unos pequeños toques en las puntas o en el flequillo para que el cambio de color resulte más que evidente. Con unas pocas pinceladas, se puede conseguir iluminar el rostro", explica la experta.

Así mismo, se recomienda aplicar mechas muy pequeñas y finas para no cargar demasiado el tono del resultado total, pues de otra forma no se lograría un aspecto natural. Ocurre exactamente lo mismo con la media melena, aunque en esta sí se puede permitir algo más de cantidad de tinte.

Sea como sea el largo o el color natural del pelo, es altamente recomendable acudir a un profesional para que aplique estas mechas. Actualmente, están saliendo al mercado numerosos productos especializados en ellas, con el objetivo de que las mujeres puedan realizar este peinado desde su propia casa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus