•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Massiel Hidalgo es una joven emprendedora que ha sabido optimizar las oportunidades que la vida le ha puesto en frente. Es oriunda de Managua y está a escasas dos semanas de cumplir 24 años de edad.

Al hablar de su infancia, asegura que tiene grandes recuerdos y está convencida de que sus padres y hermanos son maravillosos, y los seres que le sirven de refugio. “Como soy la menor de tres hermanos, me han cuidado un montón y me han apoyado en todos mis proyectos. Somos una familia muy unida”, aseveró.

Hidalgo es licenciada en comunicación social y ha realizado diplomados en periodismo de investigación y derechos de la niñez, porque al inicio pensaba dedicarse al periodismo, pero después descubrió que le apasionaba la comunicación estratégica.

¿Cómo se define Massiel Hidalgo?

Soy una persona tranquila, superllevadera, de gustos sencillos. Solidaria, soñadora y leal.

Al principio puedo no encajar con toda la gente, pero es porque tengo un tono de voz muy fuerte, que te hace pensar en que estoy peleando. Cuando me conocés la percepción es otra.

¿Por qué estudiaste comunicación?

Desde los 14 años participé en “Abre tus ojos”, un espacio que promueve la participación ciudadana de la niñez y la adolescencia a través de la elaboración de reportajes televisivos con enfoque en derechos humanos. Desde entonces ya sabía que quería estudiar comunicación.

Al inicio pensé que me iba a dedicar al periodismo, pero a los 18 años cuando estaba en tercer año de la universidad se me presentó una oportunidad de pasantías en una firma regional de comunicación. Tomé la pasantía para hacer currículum y ¡qué va!… me enamoré de la comunicación estratégica.

Es un mundo superbonito, donde combinás distintas disciplinas para conseguir los objetivos de tus clientes. Como el mundo cambia, así deben cambiar las estrategias y es por eso que me gusta, porque nunca estoy haciendo lo mismo sino que cada vez debo buscar otros caminos, es decir, retarme a mí misma.

¿Cómo te abriste paso en el mundo laboral siendo aún muy joven?

Yo siempre he sido curiosa y arriesgada, a pesar de que no he estudiado un montón de posgrados, he sido autodidacta. He tenido la oportunidad de trabajar con personas supercapacitadas que me han enseñado un montón sobre el campo de la comunicación y creo que la clave ha sido aprender de la experiencia.

Yo siempre he dicho que mi éxito ha sido una suma de factores: de estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, no soltar las oportunidades que se me presentan y demostrar que de verdad me las he ganado. Sin dejar a un lado mi capacidad, Dios ha sido fundamental en mi vida.

¿Qué retos has superado como profesional?

El principal reto ha sido el tema de la edad. Para empezar hay clientes que se sienten incómodos cuando una persona tan joven está asesorándolos, piensan que no sos capaz porque tenés la edad de sus hijos y ahí te toca ser el doble de cuidadoso y responsable, porque está el prejuicio presente.

Está la competencia que trata de desprestigiarte por el mismo factor. Creen que no sos capaz de asesorar a grandes marcas, porque no tenés un gran equipo y una gran infraestructura detrás.

También están los momentos de crisis, que cuando tenés tanto tiempo trabajando con ciertas empresas, las tomás como tuyas, te afectan y tenés que buscar los mejores resultados con el mínimo daño para la imagen de las compañías.

Y el reto principal ha sido autocapacitarme, mejorar todos los días para hacer las mejores propuestas de comunicación estratégica para mis clientes.

Sin embargo, hay momentos supergratificantes como cuando ves tus propuestas bien ejecutadas y cuando excedés las expectativas del cliente. Eso es lo que verdaderamente me llena y hace que cada desvelo valga la pena.

"Siempre he sido curiosa y arriesgada, a pesar de que no he estudiado un montón de posgrados, he sido autodidacta". Massiel Hidalgo.

¿Cómo decidiste trabajar como consultora independiente?

La verdad es que yo sentía que ya había llegado al tope en el trabajo en el que estaba y decidí renunciar. Esa fue la clave. Una vez tuve el tiempo necesario para dedicármelo a mí misma, pude empezar a elegir los proyectos en los que quería involucrarme y eso es lo mejor que podés hacer, porque ahí el trabajo deja de ser una obligación y empieza a ser una decisión personal.

¿En qué consiste el negocio que tenés?

Actualmente me asocié con Jaime, mi novio, en su proyecto: SIMO. Somos una pyme de comunicación digital, en la que realizamos estrategias para pequeñas y grandes empresas. Tenemos una cartera de clientes creciente y lo mejor es que tenemos un equipo supercomprometido con lo que hacemos. Más que colaboradores son amigos.

En SIMO soy la directora de cuentas y me encargo de dar seguimiento a las estrategias de nuestros clientes, la asignación de proyectos y la revisión de indicadores. Ofrecemos servicios integrales de comunicación en medios digitales, que incluyen gestión de redes sociales, reputación online, desarrollo web, blogs y de aplicaciones.

Si me preguntás, nunca antes me vi como una emprendedora, las cosas simplemente se han ido dando y como me gusta lo que hago, lo disfruto.

¿Qué metas tenés en la vida profesional?

Mi próxima meta es hacer una maestría en comunicación estratégica y si es fuera de Nicaragua, mejor.

¿Cuáles son tus pasatiempos favoritos?

Me encanta viajar y trato de estar en un lugar donde no he estado por los menos una vez al año.

Últimamente me gusta ir al menos una hora diaria al gimnasio. Por supuesto leer un libro y ver películas. Entre mis gustos personales está comer, me encanta salir a conocer nuevos lugares y mi comida favorita es la pizza, por supuesto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus