•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seria en el trato, segura de lo que quiere, amante de sus lentes y extremadamente dedicada, Karly Gaitán Morales es una joven periodista nicaragüense que asegura aún está tratando de descubrir quién es, en una monumental investigación que está haciendo desde hace años. Nació en Managua y asegura que su infancia fue de juegos raros. 

“Jugábamos con mis hermanas a las arqueólogas, que descubríamos secretos de la tumba de Tutankamón, por ejemplo. Que éramos detectives de Cleopatra, que viajábamos a la Luna y fuimos antes que

Armstrong, para que sepás; que fuimos al centro de la Tierra, cosas que probablemente sacamos de los libros. También íbamos a cazar a una ballena o a pasar una temporada con los esquimales. Todos esos juegos. Le hacíamos desastres a mi mamá, manejábamos el patio con hoyos y dibujábamos jeroglíficos o escritura egipcia en las paredes, los vestuarios eran sábanas, las espadas eran las escobas, le dábamos guerra”, compartió Gaitán. 

Asimismo, recordó que no tenían televisión, solo libros, algunos juguetes y mucha imaginación. “Ser la benjamina fue un privilegio, disfruté de la ingeniosidad de mis hermanas, de sus ideas aunque también de sus coscorrones, pellizcos y halones de pelo”, enfatizó. 

Gaitán intuye que todos sus juegos se derivan de la gran imaginación de su papá y de la dramaturgia natural de su mamá, de quien afirma podría haber sido una gran actriz dramática y excelente narradora oral. “Tiene todo el talento, pero eligió ser modista y educadora”, enfatizó. 

Al referirse a su edad argumenta que tiene la de Lady Diana, Marilyn Monroe y Bob Marley. 

Es autora de diversos libros y hoy comparte parte de su vida con los lectores de El Nuevo Diario.

¿Cómo te describís?

Diferente de como me describen. Totalmente diferente. 

¿Qué te motivó a estudiar comunicación? 

Quería ser periodista de investigación, ir a la guerra, ser documentalista antropóloga, reportera de viajes. Pero ya pasaron esas épocas cuando se enviaba a un periodista especial para tales cosas, ahora los medios de comunicación tienen corresponsales. Solo instituciones como National Geographic tienen ahora el lujo de enviar periodistas investigativos y otras revistas, pero en sí el periodismo como el que hacía Darío o Hemingway desapareció. Y no iría a la guerra, porque hasta los morteros me dan miedo y ver una gota de sangre, peor.

¿En qué momento descubriste que la prensa escrita era lo tuyo? 

No lo recuerdo, pero era más que todo la investigación lo que me ha gustado, y el periodismo es eso. 

¿Cuántos libros has publicado? 

Publicados dos, escritos y sin publicar dos, escribiendo y en proceso de creación otros dos. Mi proyecto de crear la primera Colección Enciclopédica del Cine de Centroamérica es muy grande, grandísimo, pero tampoco es para tanto.

¿Qué tan difícil ha sido abrirte paso en las letras nicaragüenses?

He contado con apoyo siempre. Fui directora de un periódico en el colegio, gracias a la venia y cariño que me tenía la directora. Recibí desde el inicio el inmenso apoyo de Luis Rocha en El Nuevo Diario, de Marta Leonor González y Luis Sánchez en La Prensa y muchos otros apoyos como el de Sergio Ramírez, que editó y corrigió varios borradores de mi libro de historia del cine. Mi primer libro es mexicano, se publicó en México también gracias al apoyo de un editor monterregio. He tenido el apoyo del Centro Nicaragüense de Escritores y de Anide. Eso para desarrollar el género del ensayo, lo mío es el ensayo, la poesía está en decadencia y la narrativa si es de novela negra, crímenes y misterio mejor para mí. No es fácil entrar en “las letras nicaragüenses”, hay mucha gente celosa. Yo me siento que no compito con nadie, poesía y cuento no me interesa escribir, y si es la historia y el ensayo me apoyan los historiadores e intelectuales, por lo menos los más serios y consagrados de este país. Si es mis profesores de la universidad, todos lindísimos y mis amigos artistas y escritores amorosos y cariñosos conmigo. 

¿Qué te llevó a interesarte por estudiar el cine nacional?

El hecho de que no había un estudio serio y documentado del cine nacional. Abrí la brecha y ahora ya no puedo ni me quiero salir de esto. Mi gremio no es el de los cineastas, escribo sobre cine que es distinto. Y tampoco soy crítica de cine, eso tampoco me interesa. Lo mío es la historia. 

  • 2 libros ha publicado, dos tiene inéditos y dos está escribiendo.

¿Cómo ha sido el trabajo investigativo sobre el cine? 

Difícil. Tenemos archivos no catalogados, fuentes perdidas, archivos destruidos, material no disponible, no hay precedentes en la investigación del cine, precedentes de lo que yo hice, que fue irme a 30 o 40 años atrás antes de la llegada del cine y estudiar luego todo el cine. Un siglo, más de un siglo es demasiado estudio y yo lo hice casi año con año. Es un trabajo difícil, de desvelos, pero fascinante.

¿Qué tal tu experiencia como docente?

Bien y mal. Mal porque descubrí cuánta gente en las aulas está allí porque quieren solo un título. Y mi enojo es ver cómo los alumnos plagian todo. Les decís que te narren algo y van y copian de internet, lo imprimen y le ponen su nombre, lo peor de todo es que es fácil descubrirlo. En la UCA he tenido grupos de los que me he quedado enamorada, y ahora soy amiga de mis alumnos, nos prestamos libros, vamos a beber un café, todo eso.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente? 

Estoy tratando de escribir una novela, ahorita es un levantamiento documental. Si es que hasta en la ficción me cuesta no hacer una investigación, pero es que se trata de un crimen real ocurrido hace varios años. Escribo mis libros de cine. Mis libros de cine son estos: “A la conquista de un sueño”, ya publicado, “Cinemanía”, terminado pero inédito. El de los cien personajes, el de las cien películas y el de la nueva ola nica. Es una serie, cada libro de más o menos 500 páginas. Y me aventuré el año pasado a ser productora de un documental, y nos ha ido bien, imaginate que estaremos participando en Cannes en mayo próximo.

  • 100 personajes del cine nicaragüense retrata en una de sus obras.

¿Cuáles son tus pasatiempos favoritos? 

Ver películas en Netflix o en el cine. Leer el diario El País de España. Ir a una cafetería a platicar con los amigos y ahorita me está comenzando a gustar el trabajo de jardín.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus