María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Sabías que se puede aumentar el tamaño de tus senos de manera natural con un masaje de 30 minutos? No se trata de una cirugía, ni de hormonas, sino que es un masaje de mama que tiene como función el aumento del flujo de sangre y de fitoestrógenos, una hormona que se halla en la sangre, y que facilita el crecimiento de los senos.  También, este tratamiento ayuda a incrementar la producción de prolactina, cuya hormona estimula la secreción de la leche y el aumento de la talla de las mama.

Masaje

Según información compartida en el sitio Wapa.pe, para realizar el masaje, primero se frota la mano contra la otra para aumentar la temperatura. Cuando se sientan tibias, se colocan las manos sobre los senos, la derecha en la mama derecha y la palma izquierda en la otra. 

Luego, se frota el seno izquierdo hacia la izquierda y se hace lo mismo con el derecho al mismo tiempo sin perder la tibieza en las manos. Este masaje dura entre 10 y 15 minutos. La mejor hora para hacerlo es por las noches antes de ir a dormir y al despertar. Se recomienda realizar 300 sesiones para obtener resultados positivos, por lo que debés de llevar la cuenta y tener mucha paciencia.

Alimentación

Por otro lado, también es importante la alimentación. Las comidas que tienen estrógenos son la sopa de pollo, alimentos de soya, verduras, semillas de anís, legumbres, frutas, huevos, semillas de girasol o de sésamo, de lino, entre otros. Además, se recomienda alimentos que sean ricos en grasas saludables como: el aceite de oliva, pescado y nueces.

  • 300 sesiones se recomienda realizar para obtener resultados positivos.

Beneficios

Una vez comenzados los masajes, el organismo identificará la estimulación en las mama y de inmediato el flujo sanguíneo se intensificará para esa zona, aportando los fitoestrógenos y demás complementos que permitirán el aumento de los senos y la liberación de prolactina.

Pero además de un notorio incremento en el tamaño de los senos, estos automasajes permitirán tratar cualquier dolor e inflamación en la zona, reducir el riesgo de quistes, fibromas y hasta el cáncer de mama, estimular las funciones linfáticas y la expulsión de toxinas, y servir como un autoexamen diario para detectar cualquier tumor o problema en los senos.

Si querés hacer que tu tratamiento de automasajes sea mucho más benéfico, podés sumarle el uso de aceites esenciales a tus ejercicios para estimular el crecimiento, como por ejemplo con aceite de almendras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus