•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La rutina de las mujeres quizás quite parte del tiempo que pueden ocupar para maquillarse con más comodidad y es que cumplir con el ritual de belleza diario requiere de mucha dedicación. Por eso, para que el reloj no se convierta en una de tus presiones al maquillarte antes de ir al trabajo, aquí te compartimos algunas recomendaciones fáciles de seguir para que ahorrés tiempo y te veás espléndida.

Ahorrá tiempo

Con el calor, el maquillaje se desvanece. Lo normal es estarlo retocando y recargando a cada rato, pero esto no es recomendable, porque lo único que lográs con este truco es recargar cada vez más tu rostro. Lo que debés hacer es llevar en tu bolso siempre unas toallitas absorbentes para utilizarlas cada vez que notés que tu rostro se está volviendo brilloso y con el maquillaje derretido. También en lugar de las toallitas absorbentes, podés utilizar los círculos de algodón que se usan para el maquillaje.

Rostro

¿Te levantás con la cara hinchada?, entonces prestá atención. Para deshinchar de forma rápida el rostro, lo mejor es aplicar algo frío. Utilizá algo congelado que tengás en el frízer. Esto debe ser algo que se adapte a la forma de tu rostro, por ejemplo una bolsa de agua fría bastará, pero en sí, lo que tengás a mano servirá.

Ojeras

Si has dormido muy pocas horas o hace días que no dormís bien, tarde o temprano las ojeras van a aparecer. Para quitar las ojeras marcadas de forma rápida podés utilizar las cremas para aliviar las hemorroides. Estas son una alternativa rápida para solucionarlo, pero ojo, utilizá este truco solo de vez en cuando, ya que la piel de alrededor de los ojos es muy delicada y no es conveniente abusar de este método.

Maquillaje

No te compliqués demasiado con el maquillaje. Si querés lucir bella y femenina, bastará con que te pongás algo de base y un bonito color en los labios. Para lucir un rostro armonioso, será mejor que optés por las tonalidades pastel o naturales.

Vello facial

No debés esperar a que tus cejas parezcan un bosque. Lo ideal es que las mantengás siempre a raya. Para ello, es recomendable que les echés un vistazo todas las mañanas y si tenés una rutina, esta práctica no te llevará más que un par de minutos hacerla todos los días.

El cabello

No te preocupés si ya no te lavaste el cabello. En el caso que lo necesités, para salir de apuros podés recurrir a este truco: ve abriendo por secciones tu pelo y espolvoreá un poco de talco. Hacé esto en todo tu cabello y dejalo reposar unos minutos antes del siguiente paso; luego cepillá bien todo el cabello para quitar cualquier rastro de talco y vas a ver qué natural lucirá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus