•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si bien la mayoría de las personas asegura que debemos respetar a ese ser no deseado  (barro) que nos ha salido en la cara, hay situaciones de urgencia que te llevan a querer acabar con ese grano antes de tiempo. Una entrevista de trabajo o una cita son una buena excusa para hacer caso omiso a las recomendaciones de tu dermatólogo o a la auténtica voz de la conciencia: "No te lo reventés". Sin embargo, en una publicación compartida por la revista Cosmopolitan, se le orienta a las personas sobre cómo deben reventarse un grano. Para estos casos que requieren intervención inmediata, Cosmopolitan España habló con expertos que indicaron la mejor forma de acabar con el enemigo. ¿Tus aliados? Alcohol, una aguja, un pañuelo de papel ciento por ciento limpio y un corrector (para eliminar las "pruebas del delito").

Procedimiento

1. ¿El grano está rojo? Eso significa que aún no está maduro, así que tenés que esperar. Debés darle unos días antes de matarlo.

2. Si empezás a ver que la punta se pone blanca (llena de pus), es tu momento de atacar. Eso sí, mejor hacelo después del baño cuando la piel está limpia y más blanda.

3. La clave es ayudarte con una aguja. Recordá desinfectarla antes de utilizarla. ¿Cómo? Impregná un trozo de algodón en alcohol y frotalo contra ella.

4. Pinchá el grano en diagonal, acertando la estocada: hacelo superficialmente (sin llegar a clavarla) y sobre la parte blanca.

5. Envolvé tus dedos en una gasa limpia o un pañuelo de papel con el fin de absorber el pus y evitar que la piel de alrededor se infecte.

6. Impregná esa misma gasa en alcohol y frotá la zona del grano (y alrededores) con el objetivo de limpiarla perfectamente.

7. Es el momento de sacarlo todo. Presioná hasta que veás una gotita de sangre y no quede dentro ningún resto de pus. Si no lo retirás del todo, el grano volverá a salir.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus